Blanco pide a Rajoy que “coopere más” con el Gobierno

Dice que el trabajo del dirigente del PP "no va por buen camino" porque se fundamenta "en que le vaya mal a España"

El ministro de Fomento, José Blanco, rechazó el sábado que hubiera "contrapartidas" en el regreso de la activista saharaui Aminetu Haidar a El Aaiún, tras lo que pidió al presidente del PP, Mariano Rajoy, "que coopere más, deje de insultar y felicite al Gobierno de España por la resolución pacífica del problema".

A preguntas de los periodistas tras una visita a las obras del AVE en el tramo que conecta Ourense y Santiago, Blanco calificó de "hipocresía y mala fe" las acusaciones del líder de los 'populares', quien dijo ayer que los agricultores españoles pagarán los "errores" del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en el caso Haidar, ya que Marruecos "podrá enviar más tomates sin aranceles a España".

"Lo que le ha molestado es que resolviéramos un problema sin que hubiera consecuencias dramáticas, que es lo que deseaba toda la sociedad española", aseveró el vicesecretario general del PSOE, que tachó a Rajoy de "mentiroso compulsivo" y le instó a pensar "más en los intereses de España y menos en los del Partido Popular". "En absoluto" hubo contrapartidas, incidió.

Además, destacó que los 'populares' "no pueden dar lecciones" al respecto, al considerar que "cuando tuvieron problemas --como el caso del Prestige o del Yak 42-- no los resolvían, más bien al contrario, lo único que hacían era agravarlos".

Sobre la resolución del conflicto, abundó en que se llegó a un acuerdo tras "un proceso de negociación con la Unión Europea". "Es una decisión de la UE y desde luego el señor Rajoy debe saber que los intereses de la UE se defienden conjuntamente", recalcó.

Por todo ello, concluyó que el presidente del PP "no va por buen camino", ya que "parece que asienta todo su trabajo en que le vaya mal a España, en que le vaya mal a los españoles y en que no se resuelvan los problemas".

HUELGA DE TAXISTAS

Blanco afirmó además que su departamento ha creado una mesa de trabajo con los representantes de los taxistas para tratar de resolver los problemas de este sector, a raíz de las protestas surgidas por el artículo 21 de la "Ley Omnibus".

Indicó que desde Fomento se ha transmitido a los taxistas "toda la tranquilidad para mantener un clima de diálogo y entendimiento que supere las dificultades y la falta de información" en relación con dicha normativa.

En este sentido, se refirió a la reunión mantenida ayer en el Ministerio de Fomento con representantes de las asociaciones de los taxistas.

"Fue un reunión positiva que establece principios de acuerdo, y vamos a seguir trabajando en ese clima de entendimiento, de acuerdo y de superar dificultades", aseveró el ministro.