Blanco resta importancia a la 2ª vuelta en la investidura de Zapatero y dice que se ha querido demostrar “la fortaleza del proyecto socialista”

Destaca que España será de nuevo el país que más crezca de la Unión Europea, según el FMI

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, restó hoy importancia al hecho de Rodríguez Zapatero vaya a ser investido presidente del Gobierno en segunda vuelta y afirmó que “hemos querido demostrar la fortaleza del proyecto socialista”.



Blanco se refirió también a la postura dialogante que van a mantener en todo momento los socialistas durante esta legislatura, auguró que “habrá grandes acuerdos con los partidos nacionalistas” y que el PSOE “no renuncia a la estabilidad parlamentaria”. Añadió que debería haber también grandes acuerdos con el PP aunque, en este punto, manifestó sus “reservas” dado que Rajoy se ha mostrado satisfecho con la labor de oposición realizada por su partido durante la pasada legislatura.



En una entrevista en Los desayunos de TVE, Blanco reconoció que en los llamados asuntos de Estado la “principal referencia” para llegar a acuerdos es el Partido Popular, pero que no se debe excluir a otras fuerzas políticas de ese entendimiento, especialmente en materias como la lucha contra el terrorismo, donde “todo el mundo quiere aportar” para tratar de combatir, desde la unidad democrática, el desafío de la banda terrorista.



Respecto al acuerdo alcanzado entre el PNV y el PSE sobre cómo intentar desalojar a ANV de las instituciones que gobierna, el secretario de Organización dijo que es “muy positivo” y lo desvinculó de los posibles pactos a que puedan llegar los grupos nacionalista vasco y socialista en el Congreso.



CRECIMIENTO ECONÓMICO DE ESPAÑA



Blanco se refirió también al informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) y destacó que haya situado a España como el país que, de nuevo, más crecerá económicamente de la Unión Europea y que, por tanto, está en “mejores condiciones” para afrontar la situación de crisis internacional.



Blanco recordó asimismo que este organismo “se ha equivocado” en los últimos cuatro años, “dando siempre porcentajes de crecimiento económico a España inferiores a los que luego hubo en la realidad”.



El dirigente socialista añadió que hay que dar respuestas a la situación económica coyuntural pero sin “dramatizar”, porque “no contribuye nada a generar confianza y poner en valor a nuestra economía.



En ese sentido insistió en que “hay mucha gente que está mirando a España porque nuestro sistema financiero, frente a la incertidumbre, ofrece más garantías que ninguno”. Tenemos –dijo– “una oportunidad para aprovechar esta situación y las garantías que puede dar España como refugio de inversión, frente a la inseguridad en otros sistemas que son más vulnerables”.



Sobre si la situación económica puede afectar al desarrollo de las políticas sociales, Blanco fue tajante y –en la misma línea que lo hiciera Zapatero en la sesión de investidura– afirmó que las medidas que se tomen para hacerle frente, “no van a mermar nuestros compromisos sociales”. Al revés –añadió– “habrá que reforzarlos para generar seguridad a la gente”.



NADIE DA UN DURO POR RAJOY



En cuanto a la situación precongresual en el PP, Blanco aseguró que la democracia interna “le vendría muy bien” ejercerla a sus militantes y que no fuera siempre...