Blanco ve "miserable" la actitud de Mayor Oreja y vuelve a exigir a Rajoy que lo desautorice "ya"

Sobre el caso Gürtel, espera que el PP contribuya "con su deber de esclarecer un hecho muy grave que afecta a numerosas instituciones y a muchos cargos del Partido Popular"

El ministro de Fomento, José Blanco, tachó esta mañana de "miserable" la actitud del portavoz del Grupo Popular en el Parlamento europeo, Jaime Mayor Oreja, asegurando que existe una hipotética nueva negociación con ETA, y volvió a exigir al presidente del PP, Mariano Rajoy, que desautorice "ya" a su eurodiputado.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados, Blanco señaló que el comportamiento de Mayor Oreja sólo se explica desde la "irresponsabilidad"."Debe tener mono de haber estado en el Gobierno", manifestó.

Como ya hizo ayer, el 'número dos' de los socialistas volvió a exigir a líder de los 'populares', de quien dijo es "muy dado a no dar la cara cuando tiene que darla y exigir explicaciones a los demás", que desmienta a su eurodiputado. "Que le desautorice ya", concluyó.

CASO GÜRTEL

Por otra parte, informa EFE, el ministro de Fomento espera que la anulación de la mayor parte de las conversaciones intervenidas en prisión entre los imputados en el "caso Gürtel" y sus abogados "no signifique absolutamente nada", que se siga investigando y que se llegue hasta el final.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, Blanco ha esperado también que el PP contribuya "con su deber de esclarecer un hecho muy grave que afecta a numerosas instituciones y a muchos cargos del Partido Popular".

Blanco ha ratificado su confianza en la Justicia y se ha mostrado convencido de que "la verdad va a resplandecer en el proceso final del caso".

Respecto a la supuesta responsabilidad del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que ordenó estas escuchas ahora invalidadas, el también vicesecretario general del PSOE ha considerado que "lo sorprendente es que quien investiga los delitos al final acabe siendo investigado".

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid ha acordado invalidar la mayor parte de las conversaciones intervenidas en prisión entre los imputados en el "caso Gürtel" y sus abogados, que había ordenado Garzón y que avaló el juez de Madrid Antonio Pedreira.