Bravo destaca la necesidad primordial de “modernizar la Justicia y homologarla a Europa”

Respecto a la llamada “ley mordaza”, Bravo ha respondido que “ésta supone un verdadero proceso de regresión y de retraso en la vida democrática de este país”

Gabriela Bravo, responsable del área de Justicia del equipo de asesores de Pedro Sánchez, ha insistido esta mañana en la entrevista mantenida en el programa Espejo Público que su labor principal será “colaborar en la elaboración del programa electoral del PSOE en lo referente al área de Justicia”, ya que “lo que necesitamos es modernizar la Justicia y homologarla a Europa”.  A su juicio, “no lograremos avanzar si seguimos funcionando con procedimientos sumamente lentos de finales del siglo XIX”. Y en este sentido, ha hecho hincapié en la Jurisdicción penal que es “donde se sustancian las libertades y los derechos inherentes a la persona”.

La responsable del área de Justicia ha destacado que “no hemos modernizado ni hemos dado a los jueces ni a los fiscales los instrumentos necesarios para poder hacer bien su trabajo, en términos de informatización, de medios personales y de procedimientos”. A su juicio, “la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es un parche más para incrementar la deficiencia y la ineficacia de la Justicia” y –ha añadido- que “lo que necesitamos es homologarnos a Europa”.

Bravo también ha insistido que su integración en este grupo de expertos llega en un momento en que “la Justicia tiene que ser una prioridad y esto pasa porque tengamos un sistema judicial más eficaz y eficiente”. Asimismo, ha hecho hincapié en que siempre ha tenido una vocación pública y que “el paso del ámbito judicial a la política es una forma más de servir al ciudadano”. En el caso inverso, Bravo ha reiterado que lo que hay que hacer, como en el caso Gürtel, es establecer “unos mecanismos para evitar problemas de falta de apariencia o de imparcialidad cuando un fiscal o un juez haya tenido relación con diversos partidos políticos”.

Además, respecto a la llamada “ley mordaza”, Bravo ha respondido que “ésta ha limitado los Derechos Fundamentales como el Derecho de Expresión y el de Reunión y, por lo tanto, supone un verdadero proceso de regresión y de retraso en la vida democrática de este país”.

Respecto a su nuevo reto como consejera de Justicia de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo, ha insistido que “lo fundamental es que todo el colectivo judicial se sienta apoyado por mí” ya que “hay una sensación de absoluto abandono de la Justicia cuando creo que sería hora de establecer que es una cuestión importantísima”. “Mi comunidad se ha visto además muy salpicada y sacudida por los temas de corrupción por lo que quiero que la Justicia esté, a partir de ahora, encima de la mesa”, concluyó Bravo.