Caballero: el PSOE no negociará el proyecto de elección de alcaldes que plantea el PP, que solo busca “blindar alcaldías que los votos les van a negar”

Los socialistas no se sentarán a hablar sobre un proyecto que únicamente pretende "mejorar las posibilidades del PP de preservar alcaldías de forma antidemocrática y vulnerando la decisión de los ciudadanos" a escasos meses de la próxima cita electoral

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha expresado esta mañana la más rotunda oposición del PSOE a la modificación de la ley electoral que, según las informaciones conocidas hoy, el PP pretende sacar adelante aunque no tenga el apoyo del principal partido de la oposición. En una rueda de prensa en el Ayuntamiento, el también Vicepresidente de la FEMP y miembro de la Ejecutiva Federal ha afirmado que el PSOE no va a negociar un proyecto semejante “ni ahora, ni nunca”, porque “solo sentarse a negociar sería avalar este intento antidemocrático regresivo del PP cambiando las normas electorales a un sistema menos democrático” a escasos meses de unas elecciones.

Para Caballero, el origen de esta iniciativa del PP obedece a su “pésimo resultado” en las europeas, que los conservadores temen que se vuelva a repetir en las municipales del año próximo, y ello es por lo que el PP “pretende cambiar las reglas del juego, para seguir manteniendo algunas alcaldías que los votos les van a negar”.

El dirigente socialista ha remarcado que la reforma que defiende el PP no obedece ni al interés del país, ni al de los municipios, sino a su puro interés partidista, “burlando la democracia e infringiendo las normas elementales de respeto democrático”. Sobre este proyecto, ha reiterado el regidor de la ciudad olívica, “no hay negociación posible”, dado que es una reforma “antidemocrática, regresiva y que pretende burlar el voto de la ciudadanía” a escasos meses de la próxima cita electoral. “Si lo hacen desde un planteamiento democrático, ¿por qué no lo propusieron hace un año o dos?”, se ha preguntado Abel Caballero.     “¿Cómo se puede entender que un 40% sea mayoría absoluta?”, ha abundado.

UNA PROPUESTA “OPORTUNISTA”

El miembro de la dirección federal se ha mostrado convencido de que “nadie en España va a creerse que esta propuesta oportunista sea para fortalecer la democracia”, porque lo que encubre es únicamente “mejorar las posibilidades del PP de preservar alcaldías de forma antidemocrática y vulnerando la decisión de los ciudadanos”. Ha concluido insistiendo en que este “gravísimo retroceso”, al PSOE, “no le vale, ni antes ni después”. Después de los comicios, “sobre la base de un fortalecimiento democrático, no de un retroceso” el PSOE podría hablar, “con la presencia de todos los grupos del arco parlamentario”. Por último, Abel Caballero ha subrayado que un cambio de semejante calado nunca se ha hecho “en solitario” y que los cambios del sistema electoral siempre han sido “pactados, y se hicieron con sosiego, tranquilidad y dialogando”.