Cabezón: “El PP sigue buscando coartadas para no decir qué piensa realmente”

Denuncia que el PP amenaza con recurrir la reforma ante el TC “para dilatar que la ciudadanía conozca su verdadera opinión”

La Secretaria de Igualdad, Soledad Cabezón, lamentó este lunes que el PP, a través de Dolores de Cospedal, amenace con recurrir al TC la reforma de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo por la no autorización paterna de las menores de 16 años.

“Estas declaraciones demuestran claramente que el Partido Popular sigue buscando coartadas para no pronunciarse abiertamente sobre qué es lo que piensa realmente de la nueva regulación sobre la interrupción voluntaria del embarazo”, dijo Cabezón. “Hoy son los 16 años, pero mañana puede ser cualquier otra excusa que se inventen para dilatar que la ciudadanía conozca su verdadera opinión” añadió.

“EL PP SE OLVIDA DE SUS PROPIOS ACTOS POLÍTICOS”

La responsable de igualdad denunció “la continua facilidad” del PP “para olvidarse de sus propios actos políticos”. Así, recordó que fue bajo su Gobierno, en Noviembre de 2002, cuando se aprobó la Ley de Autonomía y Derechos y Obligaciones en materia de Información y Documentación clínica, que en su artículo 9 recoge los Límites del consentimiento informado y consentimiento por Representación, y en su párrafo 3º, apartado c), señala que “no cabe prestar el consentimiento por representación” cuando “se trate de menores no incapaces ni incapacitados, pero emancipados o con dieciséis años cumplidos” salvo en caso de “actuación de grave riesgo” (*párrafo íntegro a pie de página).

Al respecto, Cabezón explicó que tanto los expertos escuchados en la Subcomisión parlamentaria, como el Comité de Expertos y Expertas encargados de la elaboración de sus Conclusiones para el Ministerio de Igualdad, “han dado ya su opinión de que ésta no sería ‘una actuación de grave riesgo’, salvo en casos absolutamente excepcionales y menos en las 14 primeras semanas de embarazo”.

“Desde el PSOE consideramos que, en un Estado de Derecho, las motivaciones subjetivas y doctrinales de terceros, incluidos los padres, no pueden prevalecer sobre la decisión de una mujer a la que tiene derecho y –dijo Cabezón- sería incoherente con nuestra legislación que le permite, por ejemplo, mantener relaciones sexuales”.

“Cuestión diferente es el deber, reiteradamente incumplido por el PP en los territorios donde gobierna”, denunció, “de educar a nuestras hijas e hijos desde una relación de igualdad y equidad, incluido el sexo”, para “formarles e informarles sobre salud sexual reproductiva, facilitándoles el acceso a los métodos anticonceptivos”, aseveró Cabezón.

“El PP dice tiene que decir abiertamente a la sociedad si considera que las mujeres españolas que interrumpen su embarazo tienen que seguir siendo visitadas en su domicilio por las fuerzas y cuerpos de seguridad para citarlas ante un juez o si tienen definitivamente que ir a la cárcel”, dijo la dirigente socialista.

“Ya que no creen en nuestra capacidad de decidir y nos niegan nuestros derechos como ciudadanas”, añadió Cabezón, “las mujeres debemos exigir al PP que, de una vez por todas, dejen al menos de intentar adoctrinarnos en sus propios tabúes: que somos lo suficientemente maduras y responsables como para no tener encima a un PP paternalista y alejado, cada vez más de la sociedad real”, concluyó.

 

 

--------------------------------------

(*)-...