Cabezón: “Mato no tiene credibilidad moral para menospreciar el funcionamiento de la ley contra la violencia de género

“No fallan ni la Ley de Igualdad, ni su funcionamiento”, sino “la falta de sensibilidad del PP para entender y solucionar un problema que atañe a toda la ciudadanía”, afirma la responsable socialista de Igualdad

La Secretaria de Igualdad, Soledad Cabezón, afirmó este jueves, ante las críticas del PP a la Ley integral contra la violencia de género realizadas a través de Ana Mato, que cualquier valoración del PP sobre esta Ley “no tiene credibilidad moral para menospreciar el funcionamiento de la ley contra la violencia de género mientras este partido siga sin condenar contundentemente y cese a las personas de su partido y afines que descalifican y desprecian a las mujeres, fomentando la violencia de género”.

“No fallan ni la Ley de Igualdad, ni su funcionamiento”, dijo Cabezón. “Lo que obstaculiza que la violencia de género no pueda erradicarse definitivamente de nuestra sociedad son las mentalidades segregadoras en educación, la perpetuación de roles de desigualdad, la exclusión de las mujeres de los puestos de responsabilidad y, sobre todo la falta de sensibilidad del PP para entender y solucionar un problema que atañe a toda la ciudadanía”. “Sólo así se concibe que Ana Mato siga llamando ‘violencia doméstica’ a lo que claramente es “violencia de género’ porque va contra las mujeres por el mero hecho de serlo”, afirmó la responsable socialista de igualdad.

“Ana Mato, antes de hacer declaraciones de este tipo, tan desmovilizadoras e insensibles, debería pedir a sus múltiples asesores que le expliquen la cantidad de mujeres y de hijos e hijas de maltratatadores que han sido salvados y protegidos por la Ley y por la firme decisión de los gobiernos socialistas para erradicar la violencia de género”, señaló Cabezón. “Han sido cientos las iniciativas para desarrollar y mejorar la aplicación de la Ley, un ingente capital humano y millones de euros los que se han puesto al servicio de las mujeres maltratadas, y se seguirán poniendo porque para los socialistas sí es un problema de Estado”, explicó.

“En cuanto a la supuesta prioridad del PP respecto a la violencia de género, tengo que recordarle a Ana Mato que votaron en contra de una Ley muy similar a esta, presentada por el PSOE en el año 2001”, añadió Cabezón, “y que las medidas aisladas y parciales que puso en marcha fueron a instancias del PSOE y del movimiento feminista”.

“Estando el PP en el poder se diluían adrede las cifras de violencia de género en un epígrafe mucho más amplio de violencia doméstica sin que la sociedad española pudiera saber la verdadera magnitud del problema, y nunca se hizo campaña alguna de sensibilización social ni se dio una respuesta integral, como ahora, a la violencia de género”, comparó la Secretaria de Igualdad para subrayar los avances en esta lucha con los Gobiernos de Zapatero.

(Nota de prensa difundida el 25 de noviembre de 2010)