Cajamadrid: el PSOE exige que la Justicia "depure todas las responsabilidades" tras la denuncia del FROB a la Fiscalía

El secretario de Economía remarca que "todos los miembros de la alta dirección" de la entidad entre 2007 y 2010, cuando se cometieron las irregularidades hoy denunciadas, fueron nombrados por Miguel Blesa

El secretario de Economía, Manuel de la Rocha Vázquez, ha expresado la alarma del PSOE ante el comunicado de prensa del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por el que se anuncia el envío a la Fiscalía de un expediente por posibles operaciones irregulares de los altos directivos de Cajamadrid con un perjuicio de 14,8 millones de euros, en el periodo comprendido entre 207 y 2010. El responsable de Economía ha exigido a la Justicia que “investigue a fondo y se depuren todas las responsabilidades judiciales, incluida la restitución de todos los fondos, que han supuesto un perjuicio claro para la entidad”.
 
De la Rocha destaca que “todos los miembros de la alta dirección de Cajamadrid en el periodo 2007 a 2010, cuando supuestamente se cometieron las irregularidades ahora denunciadas, fueron nombrados a sugerencia del entonces presidente de Bankia, Miguel Blesa, amigo de la infancia del expresidente Aznar, que fue puesto al frente de la entonces tercer entidad financiera del país pese a carecer prácticamente de experiencia bancaria”.
 
Para De la Rocha Vázquez, “una vez más salen a la luz los escándalos de Cajamadrid, la que fuera caja del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, y se demuestra que los directivos de Cajamadrid sí consideraban la entidad como su chiringuito”. Se trata de los mismos directivos “que se aprobaron subidas de sueldos millonarias, retribuciones variables millonarias, indemnizaciones y bonus obscenos e injustificados; los mismos que llevaron a la entidad a la quiebra de forma que tuvo que ser rescatada por el Estado con una recapitalización de más de 23.000 millones de euros que tuvieron que soportar todos los contribuyentes”.    
 
Por último, el PSOE recuerda que en 2004 tomó la decisión de salir del Consejo Ejecutivo de Cajamadrid y que desde 2008 ha denunciado públicamente muchas de las operaciones irregulares que posteriormente llevaron a la entidad a su rescate por el Estado. Entre las operaciones denunciadas estaban la compra de Citibank de Miami, diferentes operaciones en Rumanía y en México o el crédito de 1.000 millones de euros a la promotora Martín-Fadesa.