Calabuig: “Barberá no debe continuar, por acción u omisión no ha ejercido correctamente su responsabilidad” frente al “reguero de corrupción” en Valencia

Recuerda que “todas las acciones de Grau han estado desarrolladas bajo la inspiración, la orientación y la iniciativa” de la alcaldesa

El candidato del PSPV-PSOE a la Alcaldía de Valencia, Joan Calabuig, aseguró hoy que “Barberá no debe continuar al frente del Ayuntamiento”, porque “por acción o por omisión, no ha ejercido correctamente su responsabilidad” ante el “reguero de casos” de corrupción que han afectado a Valencia y han perjudicado gravemente su imagen.

 

Para el candidato socialista, “los valencianos y las valencianas no se merecen esta forma de gobernar” del PP. “La gente de Valencia es gente honrada, trabajadora y con iniciativa” y, por ello, “la responsabilidad política se debe depurar y empezar un nuevo tiempo en nuestra ciudad”, subrayó.

 

Calabuig hacía estas declaraciones en la sede del PSOE, donde ha comparecido para valorar la dimisión del vicealcalde valenciano, Alfonso Grau. Una dimisión que se produce porque “su situación era completamente insostenible”, después de que el auto de la Audiencia de Palma dejara clara la presunta comisión de delitos por su parte, y que apunta, además de responsabilidades políticas, “presuntas responsabilidades penales de la propia alcaldesa Barberá”.

 

Como indicó Joan Calabuig, Grau ha sido durante todo este tiempo la mano derecha de la señora Barberá y “todas sus acciones han estado desarrolladas bajo la inspiración, la orientación y la iniciativa” de la alcaldesa. Y ha añadido que, “si en estos momentos –como dice el propio auto de la Audiencia de Palma- la señora Barberá no está imputada, es porque es aforada y porque el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, en su momento, lo impidió”.

 

El candidato socialista ha insistido en que, al caso Nóos, se suman otros escándalos como el ‘caso Emarsa’, empresa de depuración de aguas de Valencia, donde habría un fraude de 30 millones de euros, y que cuenta también con cargos del PP de la ciudad implicados; el caso Feria Valencia –cuyo patronato está presidido por Barberá-, con posibles sobrecostes de alrededor de 1.000 millones de euros, que hoy está siendo también investigados por la Fiscalía; o el ‘caso Fórmula 1’, por cuyos presuntos abusos también ha sido citada la alcaldesa de Valencia.

 

En definitiva, existe “un reguero de casos” en instituciones vinculadas a la Alcaldía de Valencia, que “atacan el prestigio de la ciudad”, que “tiene unos costes”, y “cuya responsabilidad política –a juicio de Calabuig- debe de recaer claramente en la señora Barberá como impulsora de muchas de estas iniciativas donde se ha producido presunta corrupción”.