Caldera afirma que, si hay margen, el PSOE bajará los impuestos a trabajadores y pensionistas

Subraya que las reformas fiscales anunciadas por el PP significarían "un recorte inmediato en prestaciones sociales"

El ministro de Trabajo y coordinador del  programa electoral del PSOE, Jesús Caldera, afirmó hoy que si el PSOE gana las elecciones no habrá ninguna subida de impuestos y añadió que, si hay margen para una rebaja, los beneficiados serán los trabajadores, los pensionistas y las pymes.

En una entrevista concedida a Efe, Caldera subrayó que el PSOE no aumentará la presión fiscal y admitió que en esta legislatura se ha subido "un poco", aunque menos que en la anterior, consecuencia "del crecimiento económico y del número de empleos que se han ido creando, y no porque ningún ciudadano haya pagado más individualmente con sus impuestos".

Caldera subrayó que son necesarios unos recursos para financiar las prioridades sociales, entre las que citó "las escuelas infantiles, la educación, la ley de Dependencia, el cambio climático, y de forma muy intensa la conciliación de la vida  personal y familiar", y añadió que todo ello "es compatible con fuertes dosis de creación de empleo".

Asimismo, destacó que el programa electoral del PSOE irá acompañado de una memoria económica, "en la que se explicará a los españoles, de forma seria, los costes de las medidas y los empleos que generen".

Además, subrayó que los incrementos de gasto social no son compatibles con las reformas fiscales anunciadas por el PP, que suponen una rebaja de más de 25.000 millones de euros, "la mitad de lo que gastan todos los ministerios del

Gobierno".

   

En su opinión, esa merma de ingresos significaría "un recorte inmediato en prestaciones sociales", y añadió que "es en lo que estará pensado Arias Cañete con su decreto brutal", que, incidió, es lo que hizo en la anterior legislatura el PP, "al pasar el gasto social del 23 por ciento del PIB en 2000 al 19 por ciento en 2004".