Caldera apuesta por simplificar la modalidad de contratación y reclama más formación para los trabajadores y transitar hacia un modelo productivo sostenible

Presentación del libro “El empleo, reflexiones para un nuevo modelo productivo”, del que Caldera es coautor junto Manuel Pimentel del capítulo “Mercado de trabajo en España. Diálogo entre dos posiciones”

“La profundidad de la crisis y el coste en destrucción de empleo nos exige transformar el modelo productivo, lo que tiene implicaciones en el sistema de formación de los trabajadores, la política energética, el sistema de transporte y la inversión en ciencia e innovación”. Con estas palabras, Jesús Caldera, ex ministro de Trabajo y máximo responsable de la Fundación IDEAS, resumió ayer en Sevilla su aportación al libro “El empleo, reflexiones para un nuevo modelo productivo”, editado por la Fundación Andaluza “Fondo, Formación y Empleo” y donde es coautor, junto al también ex ministro Manuel Pimentel, del capítulo “Mercado de trabajo en España. Diálogo entre dos posiciones”.

Durante su intervención pública con motivo de la presentación del libro, el vicepresidente de la Fundación IDEAS ha recordado que el origen de la crisis no fue laboral, “sino que estuvo en el fracaso de un modelo, el neoliberal, que apostó por una desregulación absoluta de los mercados financieros, diseñando productos de ingeniería financiera que se han revelado como tóxicos”.

Para el caso de España, Caldera explicó que “a la crisis internacional se unió el estallido de la burbuja financiera, espoleada durante años por la política de suelo expansiva del anterior Gobierno conservador, así como por el agotamiento de un modelo turístico de bajos precios y baja calidad, que genera muy poco valor añadido”. Precisamente el hecho de que la economía descansara sobre estos sectores es lo que provocó, según Caldera, el incremento tan elevado en la tasa de paro, algo que no ha ocurrido en otros países de la UE que basan su economía, como Alemania, en la producción de bienes de consumo.

Por ello, Caldera calificó como “inevitable” transitar hacia otro modelo productivo en el que adquieren protagonismo nuevos sectores: energías renovables, ecoindustrias, tecnologías de la información y la comunicación, servicios sociales, biotecnología, aeronáutica y servicios culturales. El máximo responsable de IDEAS aseguró que “todos estos sectores tienen que jugar un papel protagonista como yacimientos de empleo en un modelo que sea económica, social y medioambientalmente sostenible”.

Caldera insistió en que estos sectores, junto a la reorientación de otros como la construcción residencial, el turismo y el transporte, pueden llegar a generar 3 millones de empleos nuevos y a mayores del crecimiento tendencial de la economía hasta 2025.

Sin embargo, según explicó Caldera, la asunción exitosa de un nuevo modelo económico no será posible si, paralelamente, no se acometen reformas laborales. En este sentido, se mostró partidario de simplificar los modelos de contratación, así como de combatir la dualidad del mercado laboral. El ex ministro mostró su convencimiento de que, en cualquier caso, “será necesario revolucionar las políticas activas de empleo. Ya no estamos en una época donde un trabajo es para toda la vida. Los trabajadores en activo y los desempleados con mayor motivo tienen que realizar una formación continua. Sólo el 12 por ciento de los trabajadores españoles recibe formación, y ese porcentaje es bajísimo. Nos gastamos mucho dinero, hasta 40.000 millones al año en políticas de empleo, y apenas 1.000 de esos millones son para formar a parados de larga duración o en riesgo de exclusión”, apuntó.

...