Caldera destaca el "elevado nivel de participación democrática" en el PSOE que reflejan las más de 5.600 enmiendas que debatirá el 37 Congreso

Subraya la "amplia comunión" existente entre las enmiendas presentadas y los principios que representan el Gobierno y el Partido Socialista

El coordinador de la ponencia marco del 37º Congreso del PSOE, Jesús Caldera, ha subrayado hoy que el hecho de que se hayan presentado más 5.600 enmiendas a la ponencia marco del 37º Congreso Federal del PSOE refleja el “elevado nivel de participación democrática” y el enorme “interés que muestran los militantes socialistas en participar en la definición de la línea política estratégica del partido”.

Durante una rueda de prensa en Ferraz, Caldera destacó que, en líneas generales, las más de 7.000 enmiendas recibidas, que han quedado reducidas a 5.632 una vez agrupadas en los cinco bloques temáticos de la ponencia, “apoyan plenamente la visión estratégica que tiene la dirección del partido y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero”. “Existe una amplia comunión entre las enmiendas y los principios que representa el Gobierno y el proyecto político de Zapatero”, insistió.

En este sentido, Caldera remarcó que la mayoría de las enmiendas tienen una línea clara: “refuerzo de los derechos, tanto individuales como colectivos, de los ciudadanos, una enorme preocupación por las grandes desigualdades que existen en el mundo, por el cambio climático, por la crisis de los alimentos, por la necesidad de que nos dotemos de más reglas de gobernanza mundial que nos permitan evitar algunas crisis, como las que ahora estamos sufriendo, y una preocupación en hacer compatible cualquier momento del ciclo económico con la adecuada protección social y con el mantenimiento del principio de igualdad de oportunidades”.

“Todos esos principios están asumidos por nuestro programa electoral y por nuestro Gobierno”, dijo Caldera, quien mostró su satisfacción por el hecho de que haya “una convergencia tan amplia entre lo que piensan nuestros compañeros, lo que decide el partido y lo que desarrolla el Gobierno”.

Entre las enmiendas destacadas, Caldera avanzó que algunas de ellas apuestan por que se garantice el principio de laicidad, otras piden la reforma de la Ley de Libertad Religiosa para adecuarla a la nueva situación del pluralismo religioso y garantizar la neutralidad del Estado, o incluso algunas solicitan la revisión de los acuerdos con la Santa Sede para que se ajusten a la Constitución y a las demandas sociales y políticas de la mayoría de los españoles.

En materia de aborto, explicó que la mayoría de las enmiendas van en la línea de que nuestra legislación tiene que garantizar la equidad territorial, la seguridad jurídica de la mujer que toma decisión de abortar por las causas establecidas por la ley y de los profesionales que garantizan ese derechos, y, por supuesto, respeto a la voluntad de las mujeres.

Sobre inmigración, el dirigente socialista avanzó que hay muchas enmiendas dirigidas a redoblar esfuerzos para asegurar la garantía de los derechos humanos; advirtiendo contra el racismo y proponiendo nuevas normas alrededor de los derechos y deberes de los extranjeros en España; la mejora del servicio público de inmigración; favoreciendo el asociacionismo, y solicitando la potenciación de la cooperación al desarrollo.

También hay un gran número de enmiendas que solicitan que se garantice la protección social, por ejemplo, proponiendo que el PSOE lidere iniciativas acerca de la responsabilidad social corporativa de carácter global; que las políticas sociales se entiendan como una inversión y no como un gasto; poner el énfasis en el diálogo social; añadir ...