Caldera destaca que lo que se acordó en Washington coincide con las propuestas aportadas por el Gobierno

Afirma que este año "se pasará mal" pero que España tiene instrumentos para salir "más deprisa" de la crisis

El secretario de Ideas y Programas del PSOE, Jesús Caldera, piensa que lo acordado el pasado fin de semana en la Cumbre del G-20 de Washington, coincide con lo que proponía el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero."Sin duda la orientación global de lo que se ha acordado en Washington coincide con lo que proponíamos, es decir, más actividad pública y mejor regulación de los mercados financieros, porque es imprescindible hacerlo", subrayó.

En su opinión, debería haber una activación "más intensa" del gasto del capital físico, que son infraestructuras "que todavía el país necesita", en capital humano y en energías renovables.

En este sentido, explicó, en declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, que "se ha demostrado" en la Cumbre que "es bastante más importante" que los recursos públicos se usen para reactivar la economía "con programas de gasto como la infraestructura o para incentivar nuevos segmentos de la actividad económica que son muy necesarias como las energías alternativas", recalcó.

Por otro lado, aseguró este lunes que este año "se pasará mal" por la crisis económica que sufre España, pero cree que el país tiene instrumentos para salir "más deprisa" de la crisis.

Caldera aseguró que "hay medidas para salir de la situación", como "programas de ayudas a las familias y a las pequeñas y medianas empresas (PYMES)". Asimismo, opina que el sistema financiero español "ha resistido bien las tremendas turbulencias sufridas por otros", y por ello, consideró que "hay instrumentos para salir más deprisa de la crisis".

Al ser preguntado por si los gastos que supondrán las ayudas al tercer mundo y al cambio climático se verán afectados cuando apriete la crisis, Caldera aseguró que "no puede ocurrir eso". A su juicio, la crisis financiera ahora "está impactando en la economía real", pero cuando comience la recuperación "no se pueden olvidar esos problemas", aclaró.

"Espero que nadie cometa el error de dejar de lado estos elementos que justamente España los ha puesto encima de la mesa. El problema ambiental es dramático en términos de supervivencia de la humanidad, por lo tanto o cambiamos nuestra forma de producir y consumir energía o no habrá futuro ni solución para este mundo", subrayó el socialista, refiriéndose a la lucha contra el cambio climático.

También, opina que con el presidente electo de los Estados Unidos, Barack Obama, los instrumentos públicos se pondrán al servicio del conjunto de los ciudadanos, y por tanto "eso es, sin duda, una respuesta socialdemócrata", explicó.