Caldera: "Esta es una reforma agresiva contra los derechos de los trabajadores" que "no va a crear empleo"

Afirma que el Gobierno ha optado por una "política de estímulo al despido" en lugar de por crear "instrumentos que incrementen la confianza y la contratación de los trabajadores"

El portavoz socialista en la Comisión de Empleo del Congreso y Secretario de Ideas y Programas del PSOE, Jesús Caldera, ha afirmado que la reforma laboral aprobada esta mañana por el Consejo de Ministros, que ha calificado de “decretazo”, es “una reforma agresiva contra los derechos de los trabajadores españoles”, que “no va a generar empleo” y que está orientada a “facilitar el despido”.

En una rueda de prensa celebrada en la sede socialista de Ferraz, Caldera ha criticado que el Gobierno haya optado por poner en marcha “políticas de estímulo del despido” y por “abaratar el despido de todos los trabajadores españoles”, en lugar de por crear “instrumentos que incrementen la confianza y la contratación”. Y ha destacado que esta reducción de los derechos afecta incluso “a los más de nueve millones de trabajadores que tienen un contrato ordinario”, y que “van a ver reducidos sus derechos”, porque “su indemnización se va a reducir”.

Sobre la regulación del despido objetivo, ha afirmado que a partir de ahora “todos los despidos van a poder ser objetivos y con una indemnización de sólo 20 días por año trabajado”, y ha explicado que la reforma incorpora un “concepto de alto riesgo”, ya que se permite que “cualquier empresa que en tres trimestres tenga menos ingresos o menos ventas pueda despedir por la vía objetiva a sus trabajadores”, una situación que, según el dirigente socialista, se ha convertido en habitual desde el comienzo de la crisis, y que abre las puertas a la generalización a la utilización de esta modalidad de despido.

En cuanto al nuevo contrato para emprendedores, destinado a empresas con menos de 50 trabajadores, Caldera ha destacado como especialmente negativo el hecho de que eleve el período de prueba a un año, lo que significa que “cualquier trabajador podrá ser despedido al año, libremente, sin indemnización alguna”. Es decir, durante un año, el trabajador trabajará para una empresa “sin generar ningún derecho de indemnización”, lo que implica un “grave retroceso en el camino de los derechos que hemos ido conquistando entre todos los ciudadanos”.

El Secretario de Ideas y Programa del PSOE también se ha mostrado muy crítico con la reforma de la negociación colectiva, ya que a partir de ahora “el único convenio que primará será el de empresa”, un cambio “radical” que implica una reducción en la protección de los trabajadores.

Además, ha criticado con dureza que el Gobierno haya asumido la llamada “ultra actividad”, una “reivindicación histórica de la patronal” que implica que si un convenio colectivo no se renueva a los dos años desaparece en el caso de que no haya acuerdo entre empresa y trabajadores. Un cambio que, según ha asegurado, puede llevar a muchos empresarios a “aguantar su posición durante dos años” con el fin de que desaparezcan ese convenio y las garantías establecidas en el mismo, para sólo queden “los mínimos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores”.

Por último, el dirigente socialista ha indicado al Gobierno “que hay una serie de elementos en los que no podemos coincidir”, y ha adelantado que el PSOE no apoyará “una reforma hecha para despedir” y que “va en contra de los derechos consolidados de los trabajadores”, y ha reclamado la puesta en marcha de instrumentos destinados a la contrataci&...