Caldera propone la "prohibición específica" por ley de utilizar criterios raciales en las identificaciones policiales

España será el primer país que recoja en una ley todas las directivas antidiscriminación aprobadas en la UE

El ex ministro de Trabajo y vicepresidente de la Fundación IDEAS, Jesús Caldera, ha subrayado este martes que la policía española tiene una "sensibilidad exquisita" en no utilizar criterios raciales a la hora de realizar identificaciones a los ciudadanos a pie de calle aunque ha propuesto que se incorpore una "prohibición concreta y específica" sobre este criterio en la Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación que está elaborando el Gobierno y que se prevé estará lista para el próximo verano.

"La identificación por perfil racial supone una discriminación y, por tanto, nos gustaría que se incorporara a los textos jurídicos", ha aseverado. No obstante, ha asegurado que los criterios identificativos "tienen que existir para la garantía de la seguridad y del orden público, también con ciudadanos españoles" aunque ha reconocido que "puede haber errores y ocasiones particulares en las que se haya omitido esa circunstancia".

Durante la presentación del Informe 'Por la diversidad, contra la discriminación. La igualdad de trato en España: hechos, garantías, perspectivas', Caldera ha afirmado que "la diversidad está aquí para quedarse y será, sin duda, un rasgo esencial", por lo que ha considerado que "la mejor opción es fortalecer las políticas públicas que mejoren la gestión de la diversidad" y "evitar peligros latentes como el racismo, la xenofobia y el odio al diferente".

Este texto, que hace un análisis sobre la situación actual de España, apuesta porque la futura legislación amplíe el número de rasgos "sospechosos" de discriminación a otros "más difíciles de detectar" como son, a su juicio, los que tienen que ver con la apariencia física, el padecer algún tipo de enfermedad o la transexualidad así como dejar la lista "abierta a futuras incorporaciones".

"Se trata de garantizar la convivencia entre todos, luchando contra la discriminación, los prejuicios y la intolerancia allá donde se produzca", ha indicado. Además, ha propuesto una serie de reformas legislativas como la mejora de garantías procesales de ejecución de las normas y modificaciones en la política criminal.

ESPAÑA, A LA VANGUARDIA DE LA INTEGRACIÓN

Por su parte, el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, Pedro Zerolo, ha hecho hincapié en que la futura ley situará a España en "la vanguardia de las políticas de integración y de la lucha contra la exclusión social" porque se trata de un proyecto "con una clara vocación europeísta".

Asimismo, ha explicado que este proyecto de ley en elaboración tiene como "sustento" dicho informe de la Fundación IDEAS, que incluye un "completo paquete de medidas" que proponen, entre otras cosas, cómo conseguir la igualdad de trato. En concreto, apunta que la legislación española debería prohibir las discriminaciones directas --"trato menos favorable en función de rasgos especialmente protegidos"-- y las indirectas --específica desventaja ante un criterio aparentemente neutral--".

Además, propone prohibir discriminaciones erróneas, ocultas o por asociación; discriminaciones múltiples; acoso e instrucciones para discriminar. "Se trata de una ley muy debatida y que convertirá a España en el primer país de la Unión Euro...