Caldera recuerda que hay más trabajadores ocupados y mejor protegidos que cuando Aznar abandonó el gobierno

Defiende las medidas del Ejecutivo que el PP califica de despilfarro

El Secretario de Ideas y Programas del PSOE y ex ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha asegurado que “si el PP estuviera gestionando la crisis con sus políticas, habría en estos momentos más desempleados que nunca, sin protección alguna” y ha señalado que, sin embargo, lo que hay es “un millón de personas más trabajando en España que cuando Aznar abandonó el Gobierno y los desempleados están mejor protegidos, gracias a las medidas de apoyo del Ejecutivo, ésas que el PP tilda de despilfarro”.

Entre todas ellas, Caldera, ha recordado los Planes de Estímulo del Gobierno, que han permitido que el paro sea menor o las medidas para la protección por desempleo, tan denostadas por los populares. Para Caldera, la protección por desempleo “no es sólo una medida fundamental de política social y de solidaridad con los que lo están pasando peor, sino un instrumento útil para combatir la crisis a través del mantenimiento del consumo”. “De hecho y pese a la crisis –señala- ahora hay en España mas ciudadanos protegidos por la prestación por desempleo, pues lo perciben 80 de cada 100 parados, frente a los 60 de cada 100 de la época de Aznar”, aseguró Caldera.

El Secretario de Ideas y Programas ha recordado que el aumento de desempleo producido en 2009 es producto de la crisis profunda y global que ha afectado a todas las economías del mundo, no sólo a la española. “Admitiendo que esta crisis ha producido un impacto superior en el empleo en España, hay que recordar que también fue nuestro país el que más empleo generó -2.900.000- en el ámbito de los países de la OCDE entre los años 2004 y 2008”.

El ex Ministro de Trabajo ha añadido que en todas las crisis, suele suceder a una fase de fuerte destrucción de empleo, una paulatina desaceleración de esa destrucción y un período posterior de recuperación. “En este sentido, con el de diciembre son ya 6 los meses en los que se desacelera la destrucción de empleo y la afiliación a la Seguridad Social, lo que, unido al hecho de que en diciembre aumentaron los contratos, permite pensar en que en 2010 se invertirá la tendencia en el empleo”.