Campo al Fiscal General del Estado: “Su actuación se resume en dos palabras, sospecha y decepción”

El portavoz socialista de Justicia exige a Maza que “ponga remedio a su actuación, oiga a las asociaciones que le están pidiendo que marque distancias con el Gobierno y no tolere injerencias, así como dé explicaciones a la ciudadanía”

El portavoz socialista de Justicia, Juan Carlos Campo, le ha dicho hoy al Fiscal General del Estado (FGE), José Manuel Maza, que su actuación se puede resumir en dos palabras: “sospecha y decepción”.

Durante la comparecencia del FGE en la Comisión de Justicia del Congreso para dar explicaciones sobre el relevo en la cúpula fiscal y sobre las sospechas de trato de favor y de filtración al Gobierno, en relación con la paralización de una investigación criminal del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, así como sobre las investigaciones al expresidente riojano, el portavoz socialista ha exigido a Maza que “ponga remedio a su actuación y oiga a la asociaciones porque le están pidiendo que marque distancias con el Gobierno y no tolere injerencias”.

Campo recordó que en la anterior comparecencia de Maza en sede parlamentaria, ya le trasladó “la desconfianza de mi grupo parlamentario en cómo fue su propuesta de nombramiento; le hablé de la salida de Torres Dulce, de la llegada y de la salida de la fiscal Consuelo Madrigal”.

Así, el responsable socialista reiteró que “le pedimos que sus actos estuvieran cargados de motivos para paliar esa desconfianza inicial. Le pedimos, por el bien de nuestra maltrecha justicia y en particular, por la necesaria autonomía del Ministerio Fiscal,  que su actuar fuera impecable. Impecable como representante máximo de la promoción de la acción de la Justicia. Le dije que sobre su designación, señor FGE, se amontonaban las sospechas  y cuánto esfuerzo debiera realizar para disiparlas cuanto antes”. Sin embargo, el portavoz de Justicia lamentó que “lejos de disiparse, se amontonan los elementos de sospecha”.

En relación a la paralización de la investigación criminal que ponía en el foco al presidente de Murcia, Campo subrayó que “mi grupo parlamentario no entra en la bondad de esa paralización. Sabe, pues es conocedor de las facultades del FGE conforme a su Estatuto Orgánico, de que esa orden puede darse y cómo antes de instar a la realización de una exposición razonada por el instructor deben de pronunciarse la Secretaría Técnica y los Fiscales de Sala del Tribunal Supremo. Conocemos esa dinámica y nada hay que objetarle”.

 

En este punto, Campo matizó que “el GPS pone el acento en el método que nos permite la proclamación de unos hechos a partir de una mera articulación lógica de indicios, entendiendo por indicio todo rastro, vestigio, huella, circunstancia y, en general, todo hecho conocido, o mejor dicho, debidamente comprobado, susceptible de llevarnos, por vía de inferencia, al conocimiento de otro hecho desconocido”.

Sospechas sobre el caso del presidente de Murcia

En su intervención, el diputado socialista formuló las siguientes preguntas al FGE: “¿Cómo sabe el presidente de la región de Murcia que el Fiscal no va a solicitar la continuación de la investigación para él? ¿Cómo fue y quién se lo dijo? ¿Fue que alguien se lo adelantó al Ministro o simplemente se aceptó la sugerencia de que así se hiciera y simplemente se dijo: ya? ¿Es el Gobierno el que le dijo lo que pasó o lo que iba  pasar? ¿Señor FGE, por qué es el Ministro de Justicia el que tiene que exhortar a los dos fiscales a que acaten el informe de la Fiscalía anticorrupción contraria a investigar al Presidente de Murcia? ¿Le ha explicado el señor FGE al Ministro de Justicia que es posible la discrepancia con un superior y la forma de solventarla conforme al EOMF?”

Además se interesó por saber si “es cierto lo que hemos leído en la prensa de que el presidente de Murcia conoció antes que los propios fiscales del caso Púnica que la cadena de mando se oponía a su investigación, ya que el propio Ministro parece reconocerlo  y no cuestionar tal aseveración”. También preguntó “cómo se defiende el FGE y cómo defiende a las fiscalas y fiscales de este país que cada día, y con escasez de medios, realizan su papel constitucional de una manera encomiable, cuando el Ministro del ramo les llama indiscretos”.

Por todas estas razones, Campo también pidió a Maza que “ponga remedio a que de las 52 provincias, sólo ocho tienen al frente a un fiscal jefe asociado a la UPF. Remedio a que de 17 comunidades autónomas sólo uno tiene un fiscal superior asociado a la UPF. Remedio a que de 31 fiscales de sala sólo 11 son de la UPF de los cuales sólo nueve tienen jefatura porque dos conservan la categoría pero no tienen jefatura. Remedio a que desde que cesó Conde Pumpido no se ha nombrado a ningún fiscal de sala de la UPF. Y los que estaban nombrados van siendo renovados sistemáticamente”.

Por otro lado, Campo denunció “la falta de explicación o  de transparencia sobre la destitución del Fiscal Superior del tribunal superior de Murcia, López Bernal, que ha denunciado intimidación” y preguntó “cuál es la verdadera razón de su cese”. “Nada se ha explicado. Silencio que agranda la peor versión posible”.

“El crédito ciudadano en las instituciones y la legitimación social del conjunto del sistema democrático están fuertemente relacionados con la capacidad de las propias instituciones y de la legislación, para generar en la ciudadanía confianza en su funcionamiento, para que las perciban como instrumentos eficaces y confiables”, concluyó el portavoz socialista.