Carme Chacón califica de “graves y peligrosas” las declaraciones de Junqueras y critica que Gobierno de CiU aún no le haya desautorizado

Denuncia que los separatistas están forzado a los catalanes o “a pensar como ellos” o “a ser un extranjero en tu tierra” y ha pedido a la sociedad catalana que “rompa esta espiral de silencio”

La Secretaria de Relaciones Internacionales, Carme Chacón, ha calificado de “graves y peligrosas” las declaraciones del líder de ERC, Oriol Junqueras, llamando a la desobediencia civil en el caso de que el Gobierno central suspenda la consulta del 9 de noviembre, y ha censurado al Gobierno de CiU que aún no haya desautorizado estas manifestaciones de ayer.

Chacón se ha mostrado convencida de que en Cataluña “vamos a cumplir la ley” y ha denunciado que los separatistas están forzado a los catalanes o “a pensar como ellos” o, en el caso contario, “a ser un extranjero en tu tierra” y ha pedido a la sociedad catalana que “rompa esta espiral de silencio”. En este sentido, ha reivindicado que  la senyera es la bandera de todos los catalanes, al igual que lo es la fiesta de la Diada aunque “desde que Gobierna Mas ha dejado de ser de todos”.

Durante la entrevista mantenida en Tele 5, Chacón ha asegurado que “el PSOE va a intentar la evitar la fractura y la división de la sociedad catalana”  y para ello ha defendido que “ante la ofensiva separatista y en el otro lado, un Gobierno inmovilista” la posición que defienden los socialistas de “tender puentes, dialogar, negociar y pactar” entre todos, las reformas necesarias hacia “un modelo de estado federal” que quede recogido en una reforma de la Constitución y que sea votada por todos los españoles, es la “solución”. “Vivimos juntos y debemos decidir juntos”, ha afirmado.

Sobre la consulta planteada para el 9 de noviembre, la dirigente socialista ha querido dejar que el Gobierno catalán al plantear esta votación no está dando “ningún derecho a los catalanes”, porque los derechos “nos los ha dado la Constitución y la democracia”, sino que nos obligan a renunciar a una de nuestras identidades cuando siempre nos han resultado compatibles. “Me obligan a escoger entre papá y mamá, como si no se les pudiera querer a los dos a la vez”.