Carme Chacón dice que el PSOE ha invertido la "tendencia peligrosa" del PP en materia de precios

La ministra asegura que se está construyendo "la mayor cantidad en vivienda social en veinte años, a un ritmo de 100.000 viviendas anuales"

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, aseguró que el PSOE ha invertido la "tendencia peligrosa" del PP en materia de precios de vivienda, ya que con los gobiernos de Aznar la vivienda pasó de ser "un bien básico a un bien de lujo" al incrementarse los precios los precios en "un 20%" en un año, mientras que ahora "lo hacen en tasas entre el 4 al 5%, acercándose al IPC".



En la inauguración del seminario 'Ley del suelo y gobiernos locales' en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), la ministra consideró que el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero ha dado un vuelco a la política de vivienda, en relación a la que emprendió en su día el ejecutivo presidido por José María Aznar.



"Hoy vivimos una realidad distinta de la que nos encontramos", dijo Chacón, ya que se está construyendo "la mayor cantidad en vivienda social en veinte años, a un ritmo de 100.000 viviendas anuales", una cantidad muy superior a la que se hizo durante los ocho años de gobierno del PP.



En este sentido, lamentó los efectos que ha tenido para el sector la Ley del Suelo que se aprobó en 1998, y recordó que entre ese año y 2004, "el precio de la vivienda aumentó en el 150%, el del suelo en un 500%, se gestionaba con opacidad y con poco respeto al medio ambiente", y se extendieron "lacras como la corrupción urbanística y la especulación".



Por otro lado, la titular de Vivienda pidió que se dejen "de lado las diferencias partidistas" en cuanto a vivienda y suelo, con la finalidad de que todas las administraciones existentes –el Estado, las comunidades autónomas y los entes locales– hagan de ello "una prioridad".



Chacón aseguró que "una sola administración no podrá" convertir la vivienda en una prioridad y garantizar el derecho a su acceso como contempla la Constitución. Por ello, reclamó la colaboración de todas las administraciones y también de "la iniciativa privada" para abordar "el principal problema de la sociedad española".



"Tenemos la obligación de trabajar insistentemente con voluntad de acuerdo" para que el derecho a una vivienda digna que garantiza la Ley Fundamental "no sea sólo letra". En caso contrario, "no seremos capaces de dar a este derecho efectividad real", concluyó.