Carme Chacón reafirma el compromiso de los socialistas con la búsqueda de una solución política a la situación en el Sáhara Occidental

Chacón señala que con este informe contribuimos a que la IS sea un agente activo de paz

La secretaria de Relaciones Internacionales y presidenta del Comité Mediterráneo de la Internacional Socialista, Carme Chacón, ha reafirmado el compromiso de los socialistas con la búsqueda de una solución política a la situación que se vive en el Sáhara Occidental. En este sentido, ha señalado que con este informe, que ayer  presentó la misión de la IS sobre el Sáhara Occidental en la reunión del Consejo de la IS celebrada en Nueva York, “contribuimos a que la IS sea un agente activo de paz”.

Chacón ha agradecido encarecidamente el trabajo de los miembros de la delegación "que no ha sido sencillo”, así como la generosidad de los miembros del Comité y especialmente a las partes, USFP de Marruecos y Frente Polisario, por el consenso logrado.

Dando cumplimiento a los mandatos anteriores del Consejo de la Internacional Socialista, del 3 al 10 de mayo del pasado mes de mayo, una delegación encabezada por el representante del PSOE, Juan Antonio Yáñez-Barnuevo, diplomático español y ex secretario de estado de asuntos exteriores, visitó Marruecos, el Sahara Occidental y los campamentos de Tindouf, acompañado por Mustapha Ben Jafaar, secretario general de Ettakatol - Túnez, Adelia de Carvalho, del MPLA - Angola, y Claudio Herrera, del secretariado de la IS. El objetivo de la misión fue observar sobre el terreno la situación actual que se viven en la región, con el fin de contribuir a que las partes avancen en la búsqueda de soluciones mutuamente aceptables y alentar el proceso de negociación que tiene lugar bajo los auspicios de la Naciones Unidas.

Yáñez ha destacado, entre las conclusiones del informe presentado, la constatación del "bloqueo" del conflicto, que se prolonga ya 40 años, el "atasco" en el proceso de paz bajo los auspicios de la ONU y la preocupación por las consecuencias humanas que todo ello tiene. Asimismo, ha señalado que este panorama "encierra un riesgo cierto de deterioro de la situación en un entorno regional complicado tanto en el Magreb, como en el Sahel".

A este respecto, el informe concluye con una serie de sugerencias y recomendaciones entre las que cabe subrayar la voluntad de "llamar la atención de la comunidad internacional sobre el conflicto, rechazando la tentación del olvido" y para ello sugiere que "se retome con mayor impulso el proceso de paz, así como una acción de diplomacia preventiva en la búsqueda de una solución política, justa y duradera, mutuamente aceptable, que permita la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental dentro del marco de Naciones Unidas".