Carmela Silva apela a la inteligencia y a la responsabilidad de Rajoy y Cospedal para que reflexionen y apoyen los próximos Presupuestos Generales del Estado

Destaca que los PGE "mantienen las políticas sociales, apoyan a las personas y apuestan por las políticas psoductivas para hacer de España un país moderno y competitivo"

La portavoz socialista en el Senado, Carmela Silva, ha apelado hoy a la "inteligencia y responsabilidad" tanto del presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, como de su secretaria genesal, María Dolores de Cospedal, para que reflexionen y apoyen los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Las cuentas proyectadas por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "son extraordinarias para España porque en tiempos de dificultades mantienen las políticas sociales, apoyan a las personas y apuestan por las políticas psoductivas para hacer de España un país moderno y competitivo".

Silva, durante una rueda de prensa previa a la celebración en Valladolid de una reunión de coordinación con representantes socialistas castellanoleoneses en las cámaras autonómica y nacional, ha pedido al líder de la oposición, Mariano Rajoy, así como a De Cospedal y al presidente de Castilla y Laón, Juan Vicente Herrera, "que arrimen el hombro, que sean responsables e inteligentes".

Respecto a la supuesta trama de corrupción y financiación irregular del PP conocida como Caso Gürtel, la portavoz del PSOE en la Cámara Alta ha exigido "decisiones y responsabilidades" a Mariano Rajoy ante la existencia, a su juicio, de "indicios mÁs que sobrados".

"Un político tiene la obligación de dar explicaciones y de ponerse al frente de lo que ocurre. No puede quedarse sordo, ciego y mudo", ha añadido Silva respecto a la falta de respuesta por parte de la cúpula del PP a una presunta trama que el sistema judicial dece sustancias para que los españoles "sepamos qué está pasando".

En la misma línea de acusaciones, ha culpado al PP y a su portavoz en la Cámara Alta, Pío García Escudero, de adoptar una actitud de "desinterés" hacia la propuesta socialista de acometer la reforma del Senado con el objetivo de convertirla en la cámara de representación territorial que define la Constitución.

"Parece ser que no será durante esta legislatura", ha lamentado antes de explicar cómo su partido no se quedará parado por ello y continuará, como lo ha hecho hoy en Valladolid, con reuniones periódicas que ha inscrito dentro de una estrategia de "pisar el terreno para conocer las propuestas y necesidades de los ciudadanos,para que sepan que somos una Cámara útil".