Carmela Silva defiende que haya mujeres "capaces e incapaces" en la política, al igual que ocurre con los hombres

Defiende las políticas de discriminación positiva del Gobierno socialista que han favorecido los avances en la igualdad de la mujer

La portavoz socialista en el Senado, Carmela Silva, defendió hoy que haya mujeres "capaces e incapaces" en la política, al igual que ocurre con los hombres. De esta forma, respaldó las políticas de discriminación positiva impulsadas desde el Gobierno socialista, a las que achacó los "avances" en materia de igualdad en la sociedad española en los últimos años.



"En España se ha avanzado hacia la igualdad a través de políticas de cuotas, sin las que muchas de nosotras no estaríamos aquí", afirmó Silva en declaraciones a Europa Press al término de la presentación en Madrid del libro Políticas. Mujeres protagonistas de un poder diferenciado de Antoni Gutiérrez-Rubi.



Silva admitió estar "harta" de que las mujeres "tengan que justificar" su valía para cargos de decisión. "Las incapaces también tienen que llegar a estos puestos porque ellos llegan", agregó. A su entender, "hay que obligar a la sociedad" a tener en cuenta a las mujeres y, para ello, leyes como la de Igualdad son "fundamentales" para "hacerlas visibles".



En esta línea, la portavoz socialista en el Senado destacó la creación en esta legislatura del nuevo Ministerio de Igualdad como muestra de que la lucha por la igualdad y contra la violencia de género es una "política prioritaria" para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "El avance de la mujer tiene difícil marcha atrás", aseguró.



Sostuvo así que la política "debe servir de reflejo" para el progreso de la mujer en el resto de ámbitos sociales. Afirmó que un Gobierno formado por más mujeres que hombres es un "buen ejemplo" de igualdad entre hombres y mujeres para la sociedad. "Somos la mitad de la sociedad y debemos representar la mitad en los órganos de decisión", sentenció.



En su discurso en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid, Silva reconoció que hablar de la igualdad y la libertad "le apasiona" y arremetió contra todo tipo de discriminación de la mujer, que tachó de "intolerable". "También somos enérgicas, con capacidad de liderazgo, con ambición por decidir y gobernar, somos independientes y estamos preparadas", subrayó.



Dicho esto, admitió que le "enfada" el que sólo a las mujeres se les plantee a qué han renunciado por ocupar puestos de responsabilidad o cómo concilian vida familiar y laboral. "*Por qué no se lo preguntan también a ellos?", cuestionó Silva, para lamentar acto seguido: "Seguimos mirando con ojos masculinos la realidad".



"FEMINISMO Y REVOLUCIÓN"



Silva quiso finalizar su intervención con dos palabras: "feminismo y revolución". Animó así a las mujeres a afrontar la vida laboral "sin complejos" y sin pretender tener una "concepción única como mujeres" ni "copiar roles" porque cada una "tiene su forma de entender el mundo". "Tampoco ellos son un modelo único, pero se les juzga menos, se les analiza menos", lamentó.



El autor, asesor de comunicación y consultor político, dedicó el libro a todas las políticas para las que ha trabajado en Barcelona y Madrid en los últimos 25 años, desde alcaldesas a ministras. Gutiérrez-Rubí apostó por "ro...