Carmen Montón cree que la creación de un teléfono para hombres es una medida oportuna para la prevención de la violencia de género

La diputada socialista precisa que no es para maltratadores sino para atender consultas de quienes necesitan asesoramiento

La portavoz del Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista, Carmen Montón, ha afirmado hoy que la comparecencia de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ayer en el Congreso ahondó en “los objetivos de transformación social y en la necesidad de lograr una sociedad más igualitaria” y planteó tres focos fundamentales: “la lucha por el empleo, contra la discriminación y contra la violencia de género”.

En declaraciones en el Congreso, Montón se ha centrado en este último ámbito, el de la violencia de género, y, tras reafirmar que el “foco tiene que estar siempre en las mujeres que son las que realmente sufren esta lacra”, ha aplaudido la creación del teléfono para hombres anunciado ayer, “una medida oportuna que, como bien explicó la ministra Bibiana Aído, se enmarca en las políticas de prevención” de la violencia de género.

Una prevención que, en su opinión, tiene que incidir en la educación y la pedagogía social, “para alcanzar ese cambio de roles y esa transformación de la sociedad que deseamos, para que se puedan adquirir los nuevos modelos y las nuevas formas de masculinidad y conseguir una sociedad más igualitaria”.

Carmen Montón ha precisado que este teléfono “no es para maltratadores, para ellos ya hay otras medidas en el ámbito de la rehabilitación”, sino para atender las consultas de hombres que, en determinadas situaciones “que les pueden generar tensión y conflicto”, buscan asesoramiento e información sobre cuestiones muy diversas, como corresponsabilidad, rupturas de pareja, sexualidad, o información sobre tratamiento o rehabilitación.

La portavoz socialista ha explicado que el servicio telefónico de información y asesoramiento jurídico para las mujeres maltratadas, el 016, estaba recibiendo muchas llamadas de hombres, lo que provocaba “una disfunción respecto de su principal objetivo”, el de ayudar a las mujeres víctimas de la violencia de género. Por eso, Montón considera acertado que esas consultas se canalicen a otro lugar, como el nuevo teléfono anunciado por la ministra Aído y que ya funciona en algunos países de Europa.