Carmen Montón exige al gobierno “medidas urgentes” para proteger a los niños y las niñas de los padres maltratadores

El GPS volverá hoy mismo a presentar iniciativas parlamentarias para reforzar la protección a los hijos e hijas menores frente a los delitos de violencia de género y pedirá la comparecencia del Fiscal del Menor para que explique cómo se les está protegiendo

La secretaria de Igualdad, Carmen Montón ha condenado el asesinato de dos niñas, Amets y Sara, de 9 y 7 años, a manos de su padre maltratador, mientras disfrutaba del régimen de visitas estipulado por la sentencia de divorcio. “Estamos ante un nuevo caso de violencia de género a través de las menores” y ha exigido al Gobierno “medidas urgentes” para proteger a los niños y las niñas de los padres maltratadores.

“Los hijos se están convirtiendo en el nuevo instrumento de venganza en manos de los maltratadores. Son utilizados para seguir haciendo daños a sus esposas incluso tras el divorcio y en casos extremos, como el de ayer, son asesinados para destrozarlas”, ha asegurado.

Montón ha recordado que el Grupo Socialista ya llevó a Pleno en octubre de 2013 una Proposición de Ley orgánica para reforzar la protección a los hijos e hijas menores frente a los delitos de violencia de género. “Una proposición de ley que el PP votó en contra”, ha lamentado y hace tan solo dos meses, el Grupo Socialista volvió a insistir sobre la cuestión presentando una proposición no de Ley.

En este sentido, ha asegurado que el GPS “volverá hoy mismo a presentar iniciativas parlamentarias con este objetivo, así como pedirá la comparecencia del Fiscal del Menor para que explique cómo se está protegiendo a los hijos e hijas de maltratadores”.

La dirigente socialista ha citado los datos de la Macroencuesta realizada por el gobierno sobre violencia de género, según las cuales el 70,6% de las mujeres maltratadas tienen hijos menores. Según los datos del CGPJ, entre los años 2005 y 2012, solo se suspendieron el régimen de visitas en el 3% de las órdenes de protección como una medida anexa. “Es decir, la inmensa mayoría de las mujeres maltratadas que denunciaron violencia, han sido obligadas a dejar que sus hijos pasaran tiempo o convivieran con su padre maltratador, una situación intolerable a la que el Gobierno debe poner fin”.

La secretaria de Igualdad ha recordado que España está condenada por la CEDAW (Naciones Unidas) en el caso de Ángeles González Carreño. En julio de 2014, el Comité de la CEDAW  determinó que hubo responsabilidad de las autoridades en el asesinato de Andrea, su hija, a manos del padre, derivada de su actuación negligente.

El Comité de la CEDAW daba al gobierno español 6 meses de plazo para proceder según sus indicaciones en este tema y el Grupo Parlamentario Socialista hace dos meses, presentó una PNL en el Congreso reclamando la actuación del gobierno. “El gobierno de Rajoy, a día de hoy, no ha tomado ninguna medida”, ha apostillado Montón.

En su dictamen, la CEDAW señala la necesidad de que se tomen en cuenta los antecedentes de violencia de género en los procedimientos de determinación de la custodia y del régimen de visitas de los niños y niñas, para que no se ponga en peligro la seguridad de las víctimas de violencia, incluidos sus hijos e hijas.

Además, afirma que los estereotipos afectan el derecho de las mujeres a un proceso judicial imparcial y que las autoridades españolas aplicaron nociones estereotipadas acerca de la naturaleza y la gravedad de la violencia de género, así como de l...