Causapié: "El Gobierno busca el aplauso ultraconservador atacando a las mujeres y actuando contra lo que piensa la mayoría de los ciudadanos"

La secretaria de Igualdad el PSOE asegura que "estamos ante la amenaza de una penalización total que nos retrotrae a la clandestinidad y la inseguridad sanitaria y jurídica"

“Una vez más, el PP se empeña en gobernar contra la mayoría de la gente”, asegura la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, en respuesta al anuncio del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, de que la malformación del feto ya no será un supuesto para interrumpir voluntariamente el embarazo. “Con la propuesta del PP sobre derechos sexuales y reproductivos nos ponemos a la cola de Europa en cuanto a derechos y libertades de las mujeres”, alerta la socialista.

Ante “la situación de rechazo social que vive”, añade la dirigente del PSOE, “el Gobierno busca el aplauso de un sector ultraconservador de su propio entorno atacando una vez más los derechos de las mujeres, y actuando contra lo que piensa y valora la mayoría de los ciudadanos de este país, que reclaman derechos y libertades puesto que la salud sexual y reproductiva es un derecho reconocido y valorado positivamente por la ciudadanía española”.

“Este es otro ataque más a los derechos de las mujeres españolas”, reitera Causapié. El PP “ya ha atacado nuestro derecho al empleo y a la conciliación de la vida laboral y familiar, con su reforma laboral y el desmantelamiento del Estado del Bienestar, ha atacado los derechos y prestaciones del desempleo y la ley de dependencia”.

La secretaria de Igualdad afirma que “no estamos siquiera en un escenario comparable al que se planteó con la reforma del código penal en el año 1985”. “Estamos ante la amenaza de una penalización total que nos retrotrae a muchos años antes, a la clandestinidad, a la total inseguridad sanitaria y jurídica de las mujeres y de los y las profesionales”.

Según Causapié, “el PP deja claras las opciones a las mujeres españolas respecto a la interrupción voluntaria del embarazo: si tenemos dinero podremos salir de España para hacerla, si no, corremos los riesgos de la clandestinidad, la inseguridad sanitaria y jurídica”.

La socialista ha explicado que el Gobierno “nos tendrá de su lado para defender los derechos de las mujeres, para garantizar el derecho a la salud sexual y reproductiva” y para que todas las mujeres “puedan acceder a estos derechos independientemente de su situación económica y social”. Pero concluye: “pero siempre nos tendrá diciendo no al ataque a los derechos de las mujeres y al desmantelamiento del Estado del Bienestar”.