Causapié espera un "cambio de rumbo" del Gobierno hacia políticas que incentiven el crecimiento tras el giro europeo

Afirma que las medidas aprobadas por el Gobierno del PP están "asfixiando" aún más a la economía española

La dirección del PSOE confía en un próximo "cambio de rumbo" en la política económica del Gobierno empujado por el giro que se empieza a percibir desde otros países e instituciones europeas acerca de la necesidad de impulsar políticas que incentiven el crecimiento. Así lo explicó, en una entrevista concedida a Servimedia, la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié. Los socialistas insisten desde hace meses en que las políticas de ajuste sin más acompañamiento sólo provocan más recesión y la entrada en un círculo vicioso cada vez más complejo.

En las últimas semanas subrayan que ese mensaje se está abriendo camino y lo que antes eran sólo reflexiones de algunos en voz baja empieza a ser un clamor en boca de dirigentes y responsables de la Unión Europea.

Las reservas del candidato socialista a la Presidencia de Francia, François Hollande, ante el Pacto de Estabilidad Fiscal, y su insistencia en impulsar el crecimiento están siendo repetidas desde otros ámbitos, reiteran, y se empiezan a escuchar incluso desde las propias instituciones de Bruselas.

En el PSOE están convencidos de que el Gobierno de Mariano Rajoy ha querido ser más estricto incluso que los impulsores de esas políticas de austeridad, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel. Sin embargo, esperan que el cambio en la dirección del viento que se empieza a percibir en Europa obligue también a las autoridades españolas a modificar su rumbo.

Causapié insistió en que las políticas aprobadas los últimos meses están "asfixiando" aún más a la economía española, además de "empobrecer" a los ciudadanos en todos los sentidos, no sólo el económico. Hace falta "otro modelo económico" que garantice el crecimiento y la creación de empleo, y "otro modelo social" que no recorte sino que extienda los derechos de los ciudadanos, precisamente para poder afrontar mejor las dificultades.

Lo que no puede ocurrir, alertó la dirigente socialista, es que cuando España salga de la crisis sea "irreconocible" por el retroceso en derechos, después de haber sido "modelo y ejemplo" para muchos otros. El PSOE insiste en la necesidad de que los ciudadanos tengan intactos sus derechos para poder ser "actores económicos" y con ello avanzar en el crecimiento.

Confían por todo ello en que el Gobierno, que hoy por hoy "no habla con nadie", escuche los mensajes que llegan desde el exterior, reflexione, y empiece a virar. Los socialistas, concluyó Causapié, "estamos dispuestos a apoyar al Gobierno en ese cambio de rumbo".