Causapié: "La reforma laboral es un ataque frontal a la incorporación progresiva de las mujeres al empleo y al derecho a la conciliación"

"En los últimos años, cada 8 de marzo hemos celebrado que había un avance real de las mujeres y este año esta reforma laboral supone un retroceso real para las mujeres de este país"

Madrid, 28 de febrero de 2012.- “La reforma laboral es un ataque frontal a la incorporación progresiva de las mujeres al empleo y al derecho a la conciliación”, denunció este martes Purificación Causapié, “es un ataque más del Gobierno del PP a los derechos de las mujeres”.

 

La Secretaria de Igualdad ha informado a los medios de la reunión de trabajo que ha mantenido con las Secretarias de Igualdad de los sindicatos UGT y CCOO, Almudena Fontecha y Carmen Bravo, junto al Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba; la Secretaria de Economía y Empleo, Inmaculada Rodríguez Piñero; el portavoz de Economía en el Congreso, Valeriano Gómez; y el Secretario de Ideas y Programa, Jesús Caldera, donde han analizado el impacto que tiene la nueva reforma laboral sobre las políticas de igualdad.

 

Para Causapié, si esta reforma “es peligrosa para los trabajadores”, “es aún peor para las trabajadoras”, y así lo han constatado los socialistas junto a las representantes sindicales en materia de Igualdad tras analizar su contenido. Comparten esta preocupación, porque existe la percepción “de que esta reforma va a desplazar a muchas mujeres del mercado de trabajo”

 

“Vamos a trabajar con las organizaciones sindicales para denunciar esta realidad que hemos conocido examinando la reforma, para trasmitírselo a la sociedad, y vamos a trabajar en propuestas alternativas”, explicó Causapié, que enumeró que no sólo la reforma laboral recorta los derechos de las mujeres, sino también otras medidas del Gobierno del PP como la modificación de leyes como la ley salud sexual y reproductiva, o “el ataque a las posibilidades de desarrollo del Estado del bienestar y de la conciliación, que se manifiestan también con el recorte de leyes como la Ley de Dependencia”.

 

Con la mirada puesta en una fecha tan significativa en la lucha por la igualdad como es el 8 de marzo, Causapié también resaltó que en los últimos años el 8 de marzo ha sido una fecha para conmemorar avances, y ese año “por primera vez desde hace unos años”, las mujeres hablarán de retrocesos. “En los últimos años, cada 8 de marzo hemos celebrado que había una ley contra la violencia de genero, que había una ley de igualdad, que había avance real de las mujeres de este país y este año sin duda lo que tenemos que reflexionar es cómo esta reforma laboral afecta y rompe ese avance de las mujeres y lo que supone es un retroceso real para las mujeres de este país”, concluyó.