Causapié: "Los únicos que se niegan a hablar de la reforma de la ley del aborto son el Presidente del Gobierno y el Ministro Gallardón"

Recuerda que el Presidente del Gobierno ha ordenado callar sobre este tema a los dirigentes de su propio partido y que el Grupo Popular recientemente impidió las comparecencias en el Parlamento de Gallardón, Mato y Sáenz de Santamaría

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, denunció hoy que el anteproyecto de reforma de la ley del aborto aprobado por el Gobierno “ha sido elaborado con oscurantismo, en el más absoluto de los secretos y no ha contado con la opinión de la sociedad, las organizaciones de mujeres, así como de profesionales sanitarios, juristas o trabajadores sociales. Ha sido un anteproyecto sobre el que ni siquiera se ha informado ni se ha dialogado con las Comunidades Autónomas, últimas responsables de su aplicación”.

En respuesta a las declaraciones que ha hecho hoy el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, en las que acusaba al PSOE de no querer debatir sobre la reforma del aborto, Purificación Causapié ha recordado que “el Presidente del Gobierno ha ordenado callar sobre este tema a los dirigentes de su propio partido y que el Grupo Popular impidió recientemente las comparecencias en el Parlamento de Gallardón, Mato y Sáenz de Santamaría”. “Es el PP el que no quiere hablar sobre este asunto”, añadió.

Causapié ha vuelto a exigir al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que retire la reforma de la ley del aborto que plantea el Gobierno, porque se trata de “una agresión sin precedentes a la libertad de las mujeres a decidir sobre su maternidad, que hasta ahora lo único que ha generado es rechazo y crispación social”. “Por mucho que Gallardón se empeñe, lo único que ha generado su reforma del aborto es rechazo y crispación social en España y en Europa”.

“Por mucho que el ministro se empeñe en argumentos torticeros y engañosos que justifiquen su reforma, aludiendo a las extrañas interpretaciones de Convenios Internacionales e incluso a la ONU, -tal y como ha hecho hoy en una entrevista televisiva-, no había ninguna necesidad de modificar la Ley de plazos de 2010, que estaba funcionando bien y que se aprobó con consenso”. “La verdad que no cuenta Gallardón es que se trata de una reforma puramente ideológica, que responde al interés del PP de contentar al ala más dura de su partido”, dijo.

La dirigente socialista pidió a los populares “que vuelvan al consenso de la Ley actual, que es el consenso de la mayoría de los grupos parlamentarios, de la mayoría de la sociedad, de la mayoría de las asociaciones de mujeres, de la mayoría de profesionales del sistema sanitario, social o del ámbito jurídico”, y que “es el mayor que ha habido nunca” en esta materia.

“Los y las socialistas vamos a defender allá donde estemos el derecho a decidir de forma libre sobre la maternidad. El PP no puede sustituir la libertad y el deseo de cada mujer”, concluyó.