Causapié pide al Gobierno que "reflexione" sobre un informe preliminar del Poder Judicial sobre el aborto y retire "de una vez" la contrarreforma

La Secretaria de Igualdad subraya las "serias dudas" que genera en el seno de los jueces la propuesta del Gobierno

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, considera que un informe preliminar del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que se ha conocido hoy y en el que se plantea al Gobierno la retirada de la reforma de la ley del aborto, debería ser “un motivo más de reflexión” para que el Gobierno “retire de una vez esta contrarreforma, no la lleve al Congreso y escuche el clamor que está levantando su propuesta”. En este informe, elaborado por una de las dos vocales a las que el Consejo ha encargado elaborar un dictamen sobre la reforma, se insta al Gobierno a no presentar esta modificación legal porque “da una respuesta anacrónica criminalizadora” a la interrupción voluntaria del embarazo.

“Ya no solo somos los y las socialistas, los profesionales, los colectivos progresistas, las organizaciones sociales, las mujeres españolas y de media Europa. Ahora también se sabe que, aunque sea un borrador de un informe preliminar, la reforma que plantea el Gobierno genera serias dudas en el seno del máximo órgano de gobierno de los jueces”, afirma la dirigente socialista. Causapié subrayó que “a pesar de toda su fanfarria y propaganda en el Debate del Estado de la Nación, Rajoy no puede seguir haciendo oídos sordos y cerrar los ojos ante una realidad que le desborda y que dice no, alto y claro, a un anteproyecto retrógrado y lesivo para los derechos de las mujeres”.

“Hay un clamor generalizado contra esta contrarreforma del aborto porque ataca la libertad de las mujeres y la democracia. De aprobarse una ley de estas características, estará en riesgo la salud y la vida de muchas mujeres expuestas a abortos clandestinos, y serán precisamente las mujeres con menos recursos. Esta propuesta del Gobierno del PP incrementa las desigualdades, es machista y clasista. España no se merece una ley como ésta”, concluye.