CESAR LUENA defiende la rapidez con la que el PSOE ha denunciado a Pujol ante la Fiscalía por su “actitud vergonzante y vergonzosa”

Sobre Cataluña asegura “estamos en el tiempo de la política, en el sentido de diálogo, de acuerdo, de negociación”

El Secretario de Organización, ha defendido hoy la rapidez con la que el PSOE ha actuado a la hora interponer una denuncia contra Jordi Pujol ante la Fiscalía General del Estado y ha señalado que esa decisión es “complementaria” y “refuerza la posición” del PSC, más partidario de esperar a la aprobación de una comisión de investigación en el Parlament para hacerlo.

En una entrevista en RNE, César Luena ha explicado que “viendo lo que se vio el viernes” en la comparecencia que hizo Pujol ante el Parlament, y las informaciones sobre su “supuesta defraudación a Hacienda y blanqueo de capitales”, el PSOE ha considerado que “cuanto antes, mejor”, dijo.

“Visto el trato que Pujol le dio a los parlamentarios con el apoyo de CiU”, y por extensión “a la sociedad catalana y española”, era “mejor que fuéramos al Fiscal General del Estado cuanto antes”, porque “la actitud de Pujol ha sido vergonzante y vergonzosa”, y, “desde el primer día, el PSOE quiere que haya explicaciones y que se asuman responsabilidades”, subrayó.

El Secretario de Organización ha denunciado el “feo al Parlamento español” que ha hecho Miguel Arias Cañete al rectificar a última hora y meter en su declaración de intereses económicos ante el Parlamento Europeo un sobresueldo pagado por el PP, “que no figuraba en el Parlamento español”. “¿Qué es menos el Parlamento español al europeo para que a última hora le haya enseñado esto a los europeos y no nos lo haya enseñado a la Cámara española?”, se preguntó.

Cataluña

En cuanto a la situación en Cataluña, Luena subrayó que “estamos en el tiempo de la política, en el sentido de diálogo, de acuerdo, de negociación” y, en este sentido, insistió en la necesidad de abordar una reforma de la Constitución que “complete el estado autonómico en una dirección federal”.

El Secretario de Organización explicó que la reforma constitucional que plantea el PSOE supone “delimitación de competencias, financiación, funcionamiento del Senado como Cámara que articule los poderes autonómicos y el poder estatal”, o la “protección constitucional de derechos sociales”, entre otros aspectos.

A su juicio, el Gobierno no hace bien su papel en este asunto “solo con mostrarse duro, contundente y en defensa de la Constitución”. “Acordar, dialogar es un signo de fortaleza, por encima de decir que se cumpla la ley, que es evidente”.