César Luena subraya que el PSOE seguirá ofreciendo "responsabilidad, coherencia, actitud constructiva y acuerdos" para conseguir que España tenga "un Gobierno progresista y reformista"

Sobre el dato del déficit de 2015, critica la "ineficacia" del Gobierno del PP, al que "no le dan los números" después de "subir todos los impuestos y recortar todos los servicios públicos"

31/03/2016

El secretario de Organización, César Luena, ha subrayado que el PSOE seguirá ofreciendo “responsabilidad, coherencia, actitud constructiva y acuerdos” para conseguir que España tenga un gobierno “progresista y reformista” que ponga fin a la etapa del PP marcada por “el paro, la desigualdad y la corrupción”.

En declaraciones a los medios en Guadalajara, en donde ha mantenido un encuentro con militantes socialistas, el número dos del PSOE ha denunciado que “hoy hemos visto la ineficacia del Gobierno de Rajoy y de la derecha” tras conocerse las cifras del déficit de 2015. “Después de subir todos los impuestos y recortar todos los servicios públicos, a Montoro no le dan los números”, ha denunciado el dirigente socialista, para quien la causa obedece a que “han hecho una política de presupuestos y de financiación autonómica absolutamente electoralista”. Ha destacado que los cuatro ejercicios presupuestarios del PP han resultado ser “cuatro incumplimientos”. Para Luena, estamos ante “unos grandes lumbreras que van de buenos gestores de la economía”, ha ironizado, para subrayar el impacto que estos datos tienen sobre la financiación autonómica y los servicios públicos.

Preguntado por la evolución de las negociaciones para la formación de gobierno, Luena ha remarcado que “en el escenario actual hay que ceder para sumar y sumar para construir”, y que la voluntad del PSOE “es que se puedan ampliar los acuerdos” alcanzados. “Los socialistas hemos hablado siempre de la necesidad de unir a las fuerzas del cambio, de defender espacios comunes de cambio, de concebir un gobierno transversal”, ha remarcado el número dos socialista, que ha reconocido que “es difícil y hay que tener cautelas, pero hay que intentarlo hasta el final, porque es posible”, y ha puesto en valor al Gobierno socialista de Castilla-La Mancha.