Chaves acusa al PP de querer tapar la corrupción del Gurtel con los ERE

"Ya está bien de la ley del embudo y de la doble moral, es patético que quienes tienen las entrañas corroídas por la corrupción quieran pasar por los campeones de la ética"

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ha acusado este martes al PP de querer "tapar la olla de corrupción" del Gurtel, en la que presuntamente se está "cociendo todo" el partido, al intentar implicarle en el tema de los ERE irregulares de Andalucía.

Chaves ha hecho estas consideraciones en el pleno del Senado en respuesta a sendas preguntas de los senadores Patricia Navarro y Rafael Javier Salas, ambos del PP, sobre las supuestas irregularidades detectadas en los Expedientes de Regulación de Empleo tramitados por la Junta de Andalucía.

Navarro ha pedido a Chaves su dimisión y le ha acusado de no querer asumir la "chapucería" y la "choricería" que se ha cometido con este asunto, que no es más que "el modus operandi" de su partido para repartir fondos, según ha dicho. En los mismos términos se ha pronunciado su compañero de partido Rafael Javier Salas en una pregunta posterior sobre el mismo tema, en la que ha tildado de "monumental fraude" el asunto de los ERE, que, en su opinión, "no hay ventilador que lo tape".

El vicepresidente, por su parte, ha negado que conociera la existencia de esas irregularidades, ha admitido que no le satisface que se hayan cometido y ha insistido en que desea que todo el peso de la Justicia caiga sobre los culpables.

Chaves no ha dejado pasar la ocasión para reprochar nuevamente a los populares su insistente interés por este tema que, según ha dicho, obedece a un intento de "tapar la olla de corrupción" en la que se está "cociendo" todo el Partido Popular.

En este contexto, ha censurado la retahíla de "calumnias" e "injurias" que le han dirigido los senadores del PP, mientras ha acusado a Salas de no querer conocer la verdad sobre el caso Gurtel y de ser un experto en manipular las cosas a su antojo.

"Ya está bien de la ley del embudo y de la doble moral, porque es patético que quienes tienen las entrañas corroídas por la corrupción, como ustedes, quieran pasar por los campeones de la ética", ha concluido.