Chaves defiende una solidaridad "de ida y vuelta" entre CCAA para "fortalecer el proyecto común" de España

Reivindica la mayoría femenina de su nuevo Gobierno frente al "machismo" de quienes descalifican el gabinete paritario de Zapatero

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, defendió este sábado, tras prometer solemnemente su cargo por sexta legislatura consecutiva, el valor de una "solidaridad de ida y vuelta" entre todas las comunidades autónomas para "fortalecer la cohesión de este proyecto asentado en la pluralidad y diversidad de este proyecto común llamado España".

Chaves lanzó este mensaje, en presencia de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, cinco ministros y los presidentes de Cataluña, José Montilla, y Baleares, Francesc Antich, durante su discurso posterior a la toma de posesión, en el que reivindicó la mayoría femenina que volverá a tener el nuevo Gobierno andaluz, integrado por ocho mujeres y siete hombres, frente al "machismo que sigue subyaciendo en sectores de nuestra sociedad" que "descalifican" el Gobierno paritario de José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente andaluz inició su intervención agradeciendo la presencia de la vicepresidenta y de cinco ministros en el acto, que interpretó "no sólo como un gesto de respaldo institucional" del Gobierno a Andalucía, sino también como una "nueva muestra del compromiso con las aspiraciones de los andaluces", y también de los presidentes catalán y balear, que valoró como un gesto de "respeto, cariño y solidaridad hacia Andalucía que es ampliamente correspondido por parte de toda la sociedad andaluza".

'REJUVENECIDO' POR SUS NIETAS.

Dejando a un lado el plano más político, Chaves tuvo también palabras de afecto para su familia al reconocer que "sin ellos, sin lo que me enseñaron mis padres y sin el respaldo permanente de mi mujer y mis hijos, de mis hermanas y hermanos, me hubiera resultado imposible llevar a buen fin mi proyecto de servicio a Andalucía", aunque su principal agradecimiento estuvo dedicado a sus nietas, ya que señaló que "pocas cosas ilusionan más y, en consecuencia, rejuvenecen más, que jugar y reírse con ellas".

Tras este paréntesis en clave personal, el jefe del Ejecutivo andaluz aseguró que interpreta la mayoría absoluta revalidada en las urnas el 9 de marzo como una "exigencia democrática" para "mantener unida a la sociedad en torno a unos objetivos compartidos" y para defender los valores de "libertad, igualdad, justicia social, modernidad, innovación y creatividad" que definen la autonomía andaluza.

Chaves reivindicó igualmente el "valor de la solidaridad entre las comunidades autónomas" que, en su opinión, "es y puede ser de ida y vuelta, en la que todos podemos aportar, y que fortalece la cohesión de este proyecto asentado en la pluralidad y diversidad de este proyecto común llamado España", además de la exigencia de "tolerancia y apertura" porque --subrayó-- "nunca el sectarismo y la intolerancia han servido para construir un futuro de progreso y convivencia".

"GOBERNAR PARA TODOS" CON RESPETO A LA "PALABRA DADA".

Tras subrayar su compromiso con la "palabra dada" y el programa electoral con que ganó el 9-M, el presidente de la Junta reiteró su voluntad de diálogo y concertación en la nueva legislatura con los grupos políticos de la oposición, los agentes económicos y sociales y los ayuntamientos porque tiene el convencimiento de que, "por encima de la aritmética parlamentaria, gobernar para todos significa hablar con todos y contar con todos"...