Chaves dice a PP que no puede aprovechar la crisis para obtener "rentabilidad electoral" y le pide propuestas concretas

Asegura que la reforma laboral había que hacerla con una coyuntura económica mala o buena y dice que quien improvisa es la propia crisis

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, dijo al Partido Popular que una crisis "intensa" como la actual "no puede ser una ocasión para obtener rentabilidad electoral". Por ello, solicitó a los 'populares' propuestas concretas, así como "capacidad para el acuerdo, sentido de Estado y espíritu de responsabilidad".

Chaves, que participó en Málaga en el 'Fórum Europa. Tribuna Andalucía', admitió que "todos perseguimos esa rentabilidad política", pero indicó que en estos momentos hay que poner por encima de todo la necesidad de salir de la crisis".

Así, acusó al PP de "contradicción" ya que ésta, dijo, "es la que existe entre los intereses generales de la sociedad, que quiere que las cosas mejoren y se encuentren soluciones adecuadas, y un partido --en referencia a los 'populares'-- que se instala en la crisis, que se niega a proponer nada y que dice no a todo".

El también ministro de Política Territorial señaló en su alocución que la posición del PP no va acorde con la de "los grandes partidos europeos". "Todos esos partidos, de derecha o de izquierda, en el poder o en la oposición, han asumido su responsabilidad mientras que el PP de España se sigue manteniendo el margen de ese esfuerzo compartido", aseveró.

Tanto la reforma laboral como el plan de ajuste para reducir el déficit público son medidas necesarias "aunque duras y dolorosas", incluso para el Gobierno, admitió, pero insistió en que en estos momentos de dificultades económicas "el Gobierno central ha seguido y sigue manteniendo su apuesta por las políticas sociales". "Estas medidas evidentemente suponen un sacrificio para determinados sectores de la población pero no afectan a lo sustancial del Estado del Bienestar", aseguró.

Chaves recordó que el ajuste que tiene previsto España es de 50.000 millones de euros hasta 2013, y dijo que no se puede comparar la economía española con la alemana ni el Producto Interior Bruto (PIB) de ambos países, "pero las medidas en su conjunto, adoptadas por Alemania y Reino Unido, son muy similares, de la misma naturaleza que las de España".

Sobre las acusaciones de que estas medidas llegan tarde o de que son impuestas, rebatió que Alemania e Inglaterra lo han hecho más tarde y Francia lo hará en septiembre; y aseguró que los planes son "compartidos" por los países europeos.

Además, rechazó que el plan de ajuste sea "improvisado": "quien improvisa es la crisis, que evoluciona rápidamente y de manera imprevista a veces, y los gobiernos tienen que dar respuestas rápidas e inmediatas".

CREACIÓN NETA DE EMPLEO, EN 2011

Respecto al decreto ley de reforma laboral aprobado en el Congreso de los Diputados esta semana dijo que es "de calado y equilibrada", que, añadió, "da respuesta a una necesidad del mercado laboral". "Por encima de cualquier otra consideración se trataba de algo necesario, con crisis o sin ella había que hacerla", sentenció.

"Esta reforma es necesaria y debemos avanzar en ella porque el modelo laboral que hay es España, que es prácticamente el mismo desde hace 20 años, necesitaba una modernización y una adaptación profunda a las nuevas circunstancias. Es fundamental que la reforma contribuya a crear un clima de conf...