Chaves: el PP actúa como un partido marginal y lleva en los genes la crispación

Considera que el principal partido de la oposición "no respeta las reglas del juego democrático y, en definitiva, la democracia"

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, cree que la actitud del PP de acusar, sin pruebas, al Ejecutivo de escuchas ilegales es propia de un partido "marginal", y opina que la estrategia de la "crispación" de los "populares" está en los "genes" del propio partido y de sus dirigentes.

En una entrevista con Efe, Chaves ha considerado que el principal partido de la oposición "no respeta las reglas del juego democrático y, en definitiva, la democracia" al poner en cuestión el funcionamiento de las instituciones del Estado y acusar de que España está viviendo en una "dictadura".

"Nunca hemos asistido a acusaciones de esa índole y, sobre todo, cuando esa acusación no está respaldada por ninguna prueba, ni por ningún nombre, ni por ningún apellido", ha dicho Chaves en alusión a las manifestaciones de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ayer se ratificó en sus denuncias sobre supuestas escuchas ilegales a miembros de su partido.

Para el vicepresidente territorial, se trata de "una grave irresponsabilidad" que podría explicarse en un partido "marginal", pero no en uno que ha gobernado España y que quiere ser alternativa al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

De este modo, Chaves entiende que con las acusaciones del PP "estamos asistiendo a la gran irresponsabilidad política de toda la Transición española".

Además, el también ministro de Política Territorial ha opinado que el PP no ha cambiado su estrategia a pesar de la salida de la dirección del partido de dirigentes como José María Aznar, Ángel Acebes o Eduardo Zaplana, y sigue practicando la "estrategia de la crispación y de la confrontación política".

Así lo hace en asuntos como el terrorismo o la gripe A, ha afirmado Chaves antes de insistir en que este tipo de estrategia "está en los genes del propio PP y de sus dirigentes", y de señalar que no le extrañaría que esa formación llegara a utilizar el terrorismo "si le interesa para conseguir algunos votos más".

Ha instado al PP a que si tiene pruebas y nombres de los supuestamente espiados, los aporte a los tribunales, que son quienes tienen que resolver estos asuntos.

"El que tiene la acusación tiene la carga de la prueba y no se puede acusar gratuita y falsamente", ha apostillado Chaves.

En su opinión, cuando "se habla genéricamente" de que jueces, fiscales, policías o servicios secretos "están al servicio del Gobierno para espiar ilegalmente a los dirigentes del PP, se está haciendo una acusación muy grave que solo se puede sostener si hay pruebas y nombres".

De lo contrario, ha remarcado, "están mintiendo descaradamente" y "son unos grandes mentirosos".