Chaves pide al Grupo Socialista "huir de la crispación" para propiciar una legislatura de "máximo consenso"

Reclama a los diputados socialistas mayor celeridad en la tramitación de las leyes y que su trabajo sea "visible ante la gente"

El secretario general del PSOE-A y presidente electo de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, pidió hoy al Grupo Socialista "huir de la crispación y la descalificación" para propiciar una legislatura de "máximo consenso" frente a las acusaciones de "rodillo" de la oposición "que no responden a la realidad".



Chaves lanzó este mensaje en su intervención en la reunión constitutiva del Grupo Socialista del Parlamento andaluz en la VIII legislatura, que ratificó por unanimidad la propuesta de la consejera de Medio Ambiente en funciones, Fuensanta Coves, como nueva presidenta de la Cámara y la continuidad de Manuel Gracia como portavoz parlamentario, aprobada previamente por la Comisión Ejecutiva Regional.



El líder socialista aprovechó para pedir a los parlamentarios socialistas que mejoren su trabajo en la Cámara, de forma que se consiga una "mayor celeridad" en la tramitación de los proyectos de ley, "en los que a veces tardamos mucho", y también fuera de ella, en sus respectivas circunscripciones, de forma que "seamos visibles ante la gente y nos vean cerca de sus problemas".



Chaves inició su discurso dando "por terminado" el análisis de los resultados electorales del 9 de marzo, porque los ha habido "para todos los gustos", y resaltando que la "única realidad clara e inapelable" es que el PSOE va a gobernar la VIII legislatura con mayoría absoluta en el Parlamento andaluz y el PP "va a seguir en la oposición".



VOLVER A GANAR EN 2012



Tras trasladar a los diputados que deben afrontar su tarea "pensando en los ciudadanos y en el objetivo" de volver a ganar las elecciones autonómicas en 2012, para lo que los socialistas se encuentran "en las mejores condiciones posibles", el líder del PSOE-A quiso dejar clara su voluntad de consenso en la nueva legislatura con el anuncio de que la primera tarea del Grupo Parlamentario será "intentar el consenso" con PP e IULV-CA sobre la composición de la Mesa de la Cámara y la presidencia de las comisiones.



"Es bueno que la Mesa del Parlamento salga con el mayor aval posible y conseguir el respaldo unánime, como logramos en 2004", recordó Manuel Chaves, que, no obstante, advirtió de que la negociación con el resto de grupos "parte desde cero y sin derechos adquiridos por parte de nadie", ya que se aborda "sobre la base de lo que dice el Reglamento de la Cámara, y punto".



En cualquier caso, Chaves subrayó que, "sin caer en el voluntarismo político" porque habrá que esperar a conocer la estrategia de oposición que definan PP e IULV-CA, el PSOE pondrá "toda la voluntad política y el trabajo necesario para lograr una legislatura de consenso" porque "los ciudadanos nos han elegido para que gobernemos para todos".



"DE RODILLO Y PREPOTENCIA, NADA DE NADA"



En su opinión, esta voluntad de consenso está "acreditada por los hechos" frente a las acusaciones de "rodillo que no responden a la realidad", ya que puso de manifiesto que el PSOE buscó el consenso "hasta las últimas consecuencias" en la reforma del Estatuto y en las medidas de impulso democrático, al tiempo que logró aprobar sin votos en contra 28 de las 56 leyes que vieron la luz en la última legislatura. "De rodillo y prepotencia parlamentaria, nada de nada", proclamó Chaves, que se mostró dispuesto a realizar, "si es necesario, un mayor esfuerzo de consenso&quo...