Cien días al frente del PSOE: Sánchez subraya que lo que le “preocupa y ocupa” es el día a día de “la gente que lo pasa mal” por los recortes y las políticas del PP

Destaca que el nuevo PSOE trabaja por “un cambio con seguridad” y de izquierdas para España, porque no podemos dar un cambio sin sentido, sin contenido, al país”

El secretario general, Pedro Sánchez, ha subrayado esta tarde que lo relevante no son los cien días que lleva al frente del PSOE, sino “el día a día de mucha gente que lo está pasando mal”, como consecuencia de los recortes y de las políticas de la derecha, que es lo que le “preocupa y ocupa”: el devenir cotidiano de colectivos como los desempleados y desempleadas “que no desfallecen”; el de los trabajadores que ven menguados sus salarios mientras “aumentan las desigualdades” y crecen los sueldos “de muchos millonarios”; el de las mujeres que sufren “discriminaciones de género”; el de los inmigrantes que no se sienten “reconocidos, ni tampoco están integrados como consecuencia de las políticas de la derecha”, y el de los jóvenes y de los mayores de 45 años “que no ven futuro”.

 

En una asamblea abierta celebrada en la ciudad de Madrid, Pedro Sánchez ha expresado su compromiso con todos estos colectivos, que son “la razón de ser de por qué un día nos afiliamos al PSOE: la rebelión contra la injusticia, nuestra pasión por la igualdad y convertir España en un país de oportunidades”.

 

El líder socialista ha explicado que el PSOE trabaja por “un cambio con seguridad, porque no podemos dar un cambio sin sentido, sin contenido, al país”. Una construcción de una “alternativa de izquierdas, que es lo que necesita España para salir de esta situación” y que alumbre “una reforma fiscal que ponga coto a la desigualdad; un cambio que ponga fin a la reforma laboral, que apruebe un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que fortalezca el Estado del Bienestar”.

         En una asamblea que ha sido moderada por un militante que lleva cien días afiliado al PSOE, el líder socialista ha expresado su agradecimiento y ha destacado que el “nuevo PSOE” ha respondido a la crisis de la democracia “con más democracia”, dando voz a la militancia mediante una votación que fue la que le eligió como secretario general.

 

Ante la actual coyuntura política y quienes afirman que el PSOE “lo tiene complicado”, Pedro Sánchez ha repuesto que la formación que dirige ha tenido que atravesar situaciones adversas en su historia, y que lo que tiene que hacer ahora es “levantarse y decirle a la gente que lo pasa mal que el único partido que es capaz de cambiar las cosas para bien es el PSOE”, una formación para la cual “lo mejor está por venir”.

 

El secretario general ha señalado que la ciudadanía está demandando limpieza. Ante esa demanda de limpieza, a la que el PSOE está respondiendo con hechos, Sánchez ha denunciado la respuesta del PP y recientes declaraciones de Cospedal diciendo que “no pueden hacer más”. Para el líder socialista, lo que debería hacer Rajoy es comparecer en el Congreso para “explicar las casos de corrupción que atenazan al PP, asumir responsabilidades, rendir cuentas y decir qué va a hacer para luchar contra la corrupción”.

 

El secretario general del PSOE ha animado a los asistentes a repasar los avances que ha conseguido nuestro país gracias a la labor de los gobiernos socialistas “y los que quedan por lograr”, como una España sin violencia de género, con igualdad de salarios entre hombres y mujeres, donde haya oportunidades para quienes se han visto obligados a emigrar o donde haya un sistema fisca...