Cinco millones de hogares podrán beneficiarse de una nueva tarifa eléctrica reducida o 'bono social'

Se congelarán las tarifas para consumidores con potencias de hasta 3 KW, familias numerosas, perceptores de pensiones mínimas y familias con todos sus miembros parados

Cinco millones de hogares podrán beneficiarse de una nueva tarifa eléctrica reducida. Hasta 2012 se congelarán las tarifas eléctricas para los consumidores con potencias contratadas hasta 3 KW en su primera residencia, así como a familias numerosas, los perceptores de las pensiones mínimas y aquellos hogares que tengan todos sus miembros en paro. La suma de ciudadanos directamente beneficiados por esta medida asciende a 14,5 millones. Las empresas eléctricas asumirán el coste de la implantación de este 'bono social'. Las compañías también pagarán los costes derivados de la gestión de los residuos radiactivos y del combustible gastado, que ascienden a unos 2.700 millones. El Estado avalará hasta 10.000 millones de euros las cantidades del déficit tarifario pendientes de titulizar y los Presupuestos Generales del Estado asumirán los sobre costes de producir electricidad en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley con un conjunto de medidas destinadas a resolver el problema producido por la deuda acumulada durante los últimos nueve años por el denominado déficit de la tarifa eléctrica. El Gobierno asegura que la nueva normativa garantiza la sostenibilidad futura del sistema eléctrico y articula un mecanismo de protección para los consumidores más vulnerables.

En este contexto el Gobierno ha decidido implantar una bonificación en la factura eléctrica para los consumidores domésticos que cumplan con determinadas características sociales, de consumo y poder adquisitivo, que será financiada por las empresas titulares de instalaciones de generación. El 'bono' cubrirá la diferencia entre el valor de la tarifa de último recurso (TUR) y una tarifa de referencia que se denominará tarifa reducida y se aplicará de forma automática a quienes tengan una potencia contratada inferior a 3 KW en su primera residencia, unos cuatro millones de hogares.

Adicionalmente, podrá solicitar la tarifa reducida cualquier consumidor acogido a la TUR perceptor de una pensión mínima, hogares con todos sus miembros en paro y familias numerosas, lo que extiende el derecho a disfrutar del 'bono social' a un millón más de consumidores.

El Ministerio de Industria asegura que la suma de ciudadanos directamente beneficiados por esta medida asciende a 14,5 millones. En la práctica esto significa que la factura eléctrica se congelará para todos estos consumidores hasta 2012, fecha en la que se revisará la normativa aprobada hoy por el Consejo de Ministros. Las empresas con instalaciones de generación financiarán esta medida social. La tarifa reducida convivirá con la tarifa social implantada por el Gobierno en julio de 2008.

FINANCIACION DE LA DEUDA

Ante la actual situación de restricción del crédito, el sistema eléctrico necesita liquidez. Para garantizar la financiación de la deuda actual, los derechos de cobro se cederán a un fondo de titulización de nueva creación. El Estado avalará durante 2009 hasta un máximo de 10.000 millones de euros los valores que emita dicho fondo relativos a los déficits tarifarios reconocidos y pendientes de cesión a terceros. Asimismo, el Estado avalará los derechos de cobro

generados entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre de 2012 que se cedan al fondo.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) designará al gestor del mencionado fondo de titulización siguiendo los principios de objetividad, transparencia, publicidad y mínimo coste. "La creación del fondo pe...