Comienza la perforación del túnel que conectará Madrid y Asturias en 3 horas

Zapatero subraya el esfuerzo inversor del Gobierno en este tipo de infraestructuras

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asistido este sábado al "cale" o perforación del túnel que atravesará la cordillera cantábrica y que conectará por alta velocidad Madrid y Asturias en tan sólo tres horas.

Zapatero ha visitado las obras de la variante ferroviaria de Pajares, que incluirá dos túneles de 24,6 kilómetros cada uno (uno por sentido), con lo que se convertirán en los sextos ferroviarios más largos de Europa, los séptimos del mundo y los segundos de España, tras los de Guadarrama.

La variante, que unirá por alta velocidad la provincia de León y Asturias y que tendrá una longitud de 49,7 kilómetros, contará con un presupuesto de 2.391 millones de euros, lo que supone, según la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, un coste de 50 millones de euros por kilómetro.

Con esta infraestructura se recorta en 33 kilómetros la conexión ferroviaria actual y se ahorrará una hora en el tiempo del recorrido, ha añadido la ministra, quien la ha calificado como una pieza singular de la alta velocidad que abrirá nuevas oportunidades económicas en las dos comunidades autónomas afectadas debido a que servirá para tanto el tráfico de mercancías como el de viajeros.

Zapatero ha visitado las obras y después ha podido presenciar en directo, desde dos pantallas de vídeo colocadas en una carpa, el inicio del cale por una tuneladora que ha puesto en funcionamiento un operario del Bierzo y con el que ha podido conversar por videoconferencia.

Ninguno de los dos, han manifestado en la conversación, podrán olvidar el momento del inicio de unas obras con las que, según el jefe del Ejecutivo, "se abre la luz para pasar del siglo XIX al XXI en las comunicaciones ferroviarias entre Asturias y el centro de España".

Zapatero se ha mostrado emocionado por presidir un acto con el que "se acaricia la idea más transformadora y modernizadora" que podían tener Asturias y León, estar conectadas por alta velocidad con el centro.

"Parece un sueño poder acariciar tan cerca esta realidad histórica", ha dicho el presidente del Gobierno, quien ha reiterado el compromiso del Ejecutivo con los territorios que han estado más alejados de los grandes corredores del desarrollo industrial debido a su orografía.

Ha resaltado el ejemplo de la ingeniería española que supone el proyecto de los túneles y el buen trabajo que realizan las constructoras españolas, "que brillan a un altísimo nivel", ha dicho.

No se ha olvidado tampoco de las 2.000 personas que trabajan en la construcción de esta variante, y que "con su tenacidad saben que están haciendo historia", porque cada metro de túnel perforado representa "los puestos de trabajo de mañana, el bienestar de las próximas generaciones y la consecución de una España más cohesionada".

España está viviendo el tiempo del tren "moderno, rápido, seguro y que contribuye a la sostenibilidad", según Zapatero, quien ha recordado que desde la puesta en marcha del AVE a Valladolid se ha multiplicado por siete el número de usuarios del ferrocarril para viajar al norte.

Ha subrayado el esfuerzo inversor del Gobierno en este tipo de infraestructuras, y ha insistido en que en los próximos años se pondrán en servicio al menos 1.300 kilómetros más de líneas de alta velocidad, lo que convertirá en dos años a España en el país con má...