Compromiso con la igualdad, la calidad del empleo y el cambio de modelo de crecimiento

El PSOE renueva, un año más, su compromiso con la defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras

Un año más celebramos junto a todos los trabajadores y todas las trabajadoras el 1º de mayo, Día Internacional del Trabajo. En esta fecha queremos recordar a todas aquellas personas que a lo largo del tiempo han luchado para conseguir unas condiciones de trabajo dignas. Del mismo modo, no podemos olvidar la situación de represión que se sufre en algunos países por el mero hecho de reclamar derechos laborales y llevar a cabo actividades sindicales.

El PSOE afronta este 1º de mayo con la ilusión renovada, tras haber obtenido el apoyo mayoritario de los españoles en las pasadas elecciones generales. Este respaldo va a permitir que el proyecto socialista que iniciamos en 2004 se desarrolle y consolide durante los próximos cuatro años.

A lo largo de la pasada legislatura el empleo ha sido una de nuestras principales preocupaciones. Nos marcamos como objetivo traducir los buenos resultados de crecimiento económico en más empleo y de mejor calidad, y desde el primer momento fuimos conscientes de que este propósito sólo podía lograrse en una estrecha colaboración con sindicatos y empresarios.

No nos equivocábamos. La apuesta firme por el diálogo social ha generado unos resultados excelentes en el ámbito laboral. En cuatro años se han creado aproximadamente 3 millones de nuevos empleos, y por primera vez se han superado los 20 millones de personas trabajando en nuestro país. Especialmente destacable ha sido la mejora del empleo femenino. Así, el 80% de todo el empleo creado durante el último año ha sido ocupado por mujeres.

Al mismo tiempo, nuestro compromiso con la estabilidad laboral se concretó en el Acuerdo para la mejora del crecimiento y del empleo, firmado en 2006 por el Gobierno y las organizaciones sindicales y empresariales. Uno de los principales frutos de este acuerdo ha sido la reducción de la tasa de temporalidad en más de 3 puntos, una tasa no vista desde 1990. Estamos especialmente satisfechos de que, de los más de 3 millones de nuevos contratos indefinidos firmados en la pasada legislatura, casi la mitad hayan sido para jóvenes menores de 30 años, uno de los colectivos que tradicionalmente más ha sufrido la precariedad laboral.

El gobierno socialista ha conseguido que en 2008 nuestra economía sea más fuerte de lo que lo era en 2004. Hemos dejado atrás una legislatura con buenas cifras, pero somos conscientes de que hay mucho trabajo por delante, ya que la legislatura que acabamos de inaugurar nos presenta nuevos retos.

Las turbulencias financieras internacionales y la incertidumbre sobre el futuro han dejado sentir sus efectos en nuestro país desde hace algunos meses. Sabemos que muchos ciudadanos empiezan a tener dificultades por la subida de los tipos de interés y de los precios. A ello se añade que el sector de la construcción está sufriendo un acusado ajuste, algo que era predecible pero que está creando cierta intranquilidad, ya que personas que trabajan en este sector han perdido su empleo.

Es evidente que en los próximos años no vamos a disfrutar de tasas de crecimiento económico tan elevadas como en la anterior legislatura. Tampoco el comportamiento del empleo será tan positivo. Pero incluso en este contexto, queremos transmitir un mensaje de serenidad a la ciudadanía. En primer lugar, todas las previsiones indican que este periodo no será muy prolongado en el tiempo. Durante estos cuatro años hemos sentado las bases de una economía mejor preparada para afrontar una etapa como ésta, algo que han reconocido organismos internacionales al afirmar que España será el país que antes se rec...