Consuelo Rumí acusa al PP de "estigmatizar a los inmigrantes" y asegura que desean "un estado de excepción en España"

Critica a la derecha por abrir "la caja de los truenos", tacha a Rajoy de "irresponsable" y acusa a Arias Cañete de decir "auténticas barbaridades"

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, señaló hoy, en relación con la propuesta de los 'populares' de crear un contrato de integración, que el PP quiere "estigmatizar a los inmigrantes" y desea "un estado de excepción en España".



Tras participar en el Cuarto Encuentro Iberoamericano sobre remesas, la responsable de Extranjería tachó de "irresponsable" al líder del líder del PP, Mariano Rajoy, por lanzar una propuesta que "no dice nada y demuestra una gran ignorancia y desconocimiento de la inmigración en España y de las leyes que actualmente están funcionando".



Del mismo modo, destacó que las declaraciones realizadas ayer por el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, sobre los inmigrantes, son "auténticas barbaridades", y criticó que el PP por abrir "la caja de los truenos".



Además, Consuelo Rumí solicitó a Rajoy que explique cuáles son las costumbres que los inmigrantes tendrán que explicar. "¿Quién marcará las costumbres? ¿Serán las del señor Rajoy? ¿Serán las que marcan las creencias de una determinada religión?", se preguntó.



De este modo, concluyó que "no habrá contrato" porque la las leyes y las normas españolas ya regulan los derechos y las obligaciones de los nacionales y extranjeros. Además, recordó que el Gobierno socialista ha repatriado a 370.000 inmigrantes irregulares, mientras que durante los gobierno del PP se expulsaron a 260.000 'sin papeles'.



REMESAS



Durante su conferencia, la responsable de Extranjería apuntó que los inmigrantes residentes en España enviaron 6.800 millones de euros a su países de origen en 2006, y auguró que este año se superarán los 8.000 millones de euros, de los que alrededor del 70 por ciento será destinado a Iberoamérica.



De la misma manera, especificó que la cuantía de las remesas es la principal vía de canalización de recursos desde el mundo desarrollado hacia los países en vías de desarrollo, y puso como ejemplo que en países como Bolivia las remesas representan el ocho por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).



Además, destacó que el reto que se plantea en el envío de remesas es "el progresivo abaratamiento de los costes de transferencia, haciéndolas más asequibles", y se remitió al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para que explique las medidas que se tomarán en este sentido.