Corbacho anuncia que el plan de recolocación de los parados entrará en vigor antes de agosto

Trabajo elevará hasta 3.000 el número de inspectores para reducir de "manera significativa" la siniestralidad

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, anunció hoy que su previsión es que el plan urgente de recolocación para parados procedentes del sector de la construcción aprobado por el Ejecutivo el pasado 18 de abril entre en vigor antes del próximo mes de agosto.

Así lo indicó durante su primera intervención ante la Comisión de   Trabajo e Inmigración del Congreso, en la que reveló que ha convocado   para el próximo 26 de junio la Conferencia Sectorial de Asuntos   Laborales para informar y desarrollar dicho plan con las comunidades   autónomas.

El ministro recordó que el plan cuenta con un presupuesto de 201   millones de euros, contempla la contratación de 1.500 orientadores   profesionales, el diseño de itinerarios de inserción para trabajadores, la aplicación de subvenciones para los parados durante el proceso de búsqueda de empelo, así como ayudas para la promoción del empleo autónomo.

Corbacho destacó que el Gobierno ha reaccionado "rápidamente" ante el empeoramiento del paro, como consecuencia de una coyuntura económica derivada del aumento de los precios de materias primas y la falta de liquidez en los mercados financieros, junto a la desaceleración del mercado inmobiliario y el sector de servicios asociado a él. "Es más, somos conscientes de que los últimos datos reflejan que este proceso se ha intensificado", admitió.

En este sentido, aseguró que el Gobierno tiene como "objetivo   prioritario" superar esta "fase de desaceleración" y generar más   empleo, que se perseguirá más allá de estas medidas de choque, a través de una estrategia de medio y largo plazo para transformar el "sistema productivo" haciendo hincapié en la innovación, el conocimiento y el progreso sostenible.

En este sentido, aseguró que hay que aprovechar una coyuntura "con   indudable aspectos negativos" para profundizar hacia el nuevo modelo y en el marco del diálogo con los interlocutores sociales, por lo que agradeció a sindicatos y patronal su análisis "serio y riguroso"."La   situación es diferente de la que existía hace cuatro años y por ello el diálogo social habrá de contemplar las nuevas realidades y situaciones", advirtió.

SALARIO DIGNO Y LUCHA CONTRA LA SINIESTRALIDAD.

Corbacho explicó que su intención es reforzar el "papel central" de los Servicios Públicos de Empleo como "sistema en red de base territorial", con la intención de mejorar la calidad del empelo y reducir la tasa de temporalidad. De esta forma, aseguró que a su juicio es posible aumentar la estabilidad en el empelo aumentando "simultáneamente" la "flexibilidad" de la que disponen las empresas.

A esto se suma la necesidad de dotar de un "salario digno" a los trabajadores, por lo que reiteró su intención de cumplir el compromiso electoral del PSOE de elevar el Salario Mínimo Interprofesional hasta los 800 euros.

El ministro incidió también en la lucha contra la siniestralidad, y aseguró que "entre todos" será posible reducir de "manera significativa" esta lacra. Así, avanzó sus planes para la mejora de la labor de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que pasan por analizar con todos los interlocutores las reformas normativas y organizativas necesarias, adaptándola a las "ex...