Corbacho asegura que el Gobierno seguirá actuando contra la crisis y el paro y no permitirá que el fracaso del diálogo social paralice su acción política

Durante su comparecencia ante la Comisión de Trabajo, anuncia que, hasta al momento, se han reconocido más de 5000 beneficiarios de la nueva prestación

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha advertido este jueves que el Gobierno adoptará "todas las medidas que estime necesarias" en materia laboral, pese a la falta de acuerdo con patronal y sindicatos y no permitirá que el fracaso del diálogo social "paralice" la acción política contra la crisis y el paro. "Su interrupción no puede agotar los márgenes de actuación del Ejecutivo para superar la actual crisis", señaló.

Durante su comparecencia extraordinaria ante la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados, Corbacho señaló que el Gobierno "sigue apostando" por el proceso de diálogo y concertación social como fuente de las políticas en esta materia, aunque advirtió que deben desaparecer "los condicionantes y posturas intransigentes" que impidan alcanzar puntos de acuerdo.

En este sentido, recordó que si hace un mes hubo expectativas de acuerdo fue porque tanto Gobierno como patronal y sindicatos estaban convencidos de ello, pero la postura de la patronal reclamando una rebaja de cinco puntos de las cotizaciones sociales a las empresas (con un coste estimado de 18.000 millones de euros para la Seguridad Social) y la exigencia de una reforma laboral, supusieron 'de facto' una "ruptura unilateral" del diálogo.

5000 solicitudes reconocidas para la prestación

Ante esta situación, Corbacho señaló que el Gobierno ha considerado "necesario, urgente e inaplazable" articular los mecanismos que amplíen la cobertura de la protección de quienes hayan agotado su protección por desempleo "para impedir o mitigar con ello el rieso de exclusión social".

Por ello, el Ejecutivo aprobó esta ayuda de "421,79" euros al mes, que es incompatible con la percepción de los salarios sociales, las rentas mínimas o ayudas análogas y que permite a los beneficiarios tener derecho a la asistencia sanitaria y, en su caso, a las prestaciones familiares.

Durante su comparecencia, Corbacho anunció que el Servicio Público de Empleo ya ha reconocido más de 5.000 solicitudes de personas desempleadas sin prestación para beneficiarse de las ayudas de 420 euros aprobadas por el Gobierno, a fecha de ayer, 26 de agosto.

Desde el 17 de agosto, día en que se inició la atención a los potenciales beneficiarios, se ha enviado información a 85.000 personas que agotan su prestación entre el 1 de agosto y el 4 de septiembre, a través de cartas y de mensajes SMS.

En cuanto a la financiación de este programa, la prestación se financiará con cargo a los presupuestos del Servicio Público de Empleo Estatal a través de un suplemento de crédito, y las acciones incluidas en los itinerarios de empleo se financiarán con cargo a los presupuestos de los Servicios Públicos de Empleo competentes.

En concreto, el gasto previsto en prestación por parte del Servicio Público de Empleo Estatal para este ejercicio es de 345 millones de euros; siendo el gasto total previsto para los seis meses de duración del programa e 642 millones de euros.