Corredor advierte de que el Gobierno hará un "seguimiento exhaustivo" en la concesión de créditos hipotecarios para que los bancos "hagan su trabajo"

Dice que la mayor preocupación de su Ministerio se centra en ayudar a que las familias españolas tengan una vivienda protegida_x000D_

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, advirtió este martes a las entidades financieras que su departamento hará un "seguimiento exhaustivo" en la concesión de créditos hipotecarios para que los bancos "hagan su trabajo".

En declaraciones a la SER, Corredor se felicitó de que bancos y cajas se hayan comprometido públicamente a participar en la financiación del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 (PEVR).

"Ellos (en referencia a las entidades financieras) pueden tener miedo a las familias españolas pero nosotros no y por eso confiamos en ellos", aseveró al titular de Vivienda.

Por ello, Corredor insistió en que "vamos a hacer un seguimiento exhaustivo de cómo va la concesión de hipotecas para vivienda".En este sentido, la responsable de la política de Vivienda reveló que "les hemos dicho a los bancos" que las familias "son responsables y se merecen una hipoteca".

Pero Corredor quiso dejar claro que la mayor preocupación y el esfuerzo de este Ministerio se centra en ayudar a que las familias españolas tengan una vivienda protegida.

Así, recordó que el Gobierno ha puesto facilidades a los promotores para que conviertan el stock de pisos sin vender en promociones con protección pública para que las familias puedan beneficiarse.

Según sus cálculos, en España hay unos 600.000 pisos sin vender, mientras que hay otros 626.000 inmuebles en vías de construcción, de los cuales el 40% ya están vendidos.

Corrección del mercado de la vivienda

Asimismo, dijo que ya se puede afirmar que hay una corrección en el mercado de la vivienda, que ha comenzado a normalizarse y a recuperar los "ritmos normales" de precio.

La ministra recordó que las entidades financieras deben saber que el Gobierno respalda a los ciudadanos, lo que unido a índices de referencia hipotecaria muy bajos y una gran oferta de viviendas terminadas debería reactivar el mercado.

También se refirió al papel del sector de la construcción como motor de la economía, y se mostró partidaria de que, como ha ocurrido en Alemania, siga siendo parte importante del crecimiento pero se reestructure hacia otros segmentos como la innovación tecnológica, la investigación de nuevos materiales y de energías renovables.

No es necesario construir más, añadió, sino construir mejor, lo que repercutirá favorablemente en el empleo, tal y como ya ha ocurrido con el Plan E para estimular la economía, que ha generado 400.000 nuevos puestos de trabajo.