"Cuando alcanzamos acuerdos, el PP está triste y cuando conoce las cifras de desempleo, sonríe. Ese es el patriotismo de la derecha, cuanto peor, mejor"

Sostiene que, ante el acuerdo, la derecha no sabe qué hacer: "Su corazón le pide no apoyarlo, no sabemos qué le dirá la razón, si es que algún día la utilizan para ayudar al país"

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha criticado la “hipocresía” del PP ante el acuerdo social y económico alcanzado por el Gobierno con empresarios y sindicatos, dado que se muestra “triste” cuando se sellan acuerdos y, sin embargo, “sonríe” cuando se publican las cifras de desempleo. “Ese es el patriotismo de la derecha, cuanto peor, mejor”.

En un acto político en A Coruña, Blanco ha censurado que frente a cualquier problema “Rajoy no sabe, no contesta”, algo que ha vuelto a repetirse ante el acuerdo alcanzado con empresarios y sindicatos por el Gobierno para garantizar el bienestar social y relanzar la economía. “Ante el acuerdo más importante desde hace tiempo, la derecha no sabe qué hacer. Su corazón le pide no apoyarlo. No sabemos qué le dirá la razón, si es que algún día la utilizan para ayudar al país”.

El vicesecretario general ha incidido en que ante la crisis cabían dos actitudes: impulsar reformas para anticipar la recuperación económica y la creación de empleo o “resignarse” y no tomar medidas. Tal y como ha señalado, el Gobierno ha decidido responder con ambición a los desafíos del país. “Vendrá la recuperación, volveremos a crecer y tendremos el país en mejores condiciones de competir porque los elementos que tienen que ver con el desarrollo del país no se han detenido: ni la investigación, ni las infraestructuras ni lo más importante, la educación”.

Blanco ha insistido en que el PSOE es una garantía para las políticas sociales, dado que con crecimiento es el que más las incrementa y en dificultades es el que más las defiende.

Finalmente, ha criticado la hipocresía del PP por hablar de unidad de mercado y de derechos para los ciudadanos en cualquier territorio, pero romperla con decisiones como el decreto de restricción de fármacos de la Xunta de Galicia, que rompe los acuerdos alcanzados por todas las comunidades autónomas. Blanco ha reprochado a la Xunta que quiebre la igualdad de oportunidades de los gallegos ante el derecho fundamental a la salud.