"¿Cuántos imputados más necesita Rajoy para levantarse y terminar con la impunidad frente a la corrupción?"

Tras conocerse que el listado de imputados "suma y sigue" en el PP

El vicecoordinador del Comité Electoral del PSOE Antonio Hernando ha preguntado hoy “cuántos imputados más necesita Rajoy para levantarse y terminar con la impunidad frente a la corrupción”.

Después de conocerse las últimas novedades judiciales sobre el PP –consistentes en que la Justicia rechaza los recursos dilatorios de Camps, imputa a un alto cargo de Esperanza Aguirre (el consejero delegado de la Sociedad de Fomento de Arganda del Rey) y a la Secretaria General del PP de Menorca–, Antonio Hernando denuncia que “el listado de imputados suma y sigue entre las filas del PP”. Ante esta situación, el político socialista ha instado a Mariano Rajoy a tomar medidas “de una vez por todas”.

“Rajoy ha tolerado que las listas del PP de Valencia y de otras comunidades y ayuntamientos estén plagadas de imputados. Su estrategia siempre es la misma cuando la corrupción salpica a su partido: mirar para otro lado y negarse a responder a las preguntas de los periodistas”, sostiene Hernando, que insiste: “¿Cuántos imputados necesita Rajoy para levantarse de una vez del sofá en el que lleva instalado para acabar con la impunidad que está fomentando la corrupción en su partido?”.

El vicecoordinador del Comité Electoral del PSOE se refirió también a la decisión del TSJV de rechazar los recursos de los abogados de Camps para retrasar la investigación: “La actitud de Camps es impropia de un presidente autonómico. No solo no dimite, sino que sigue instalado en la estrategia de obstaculizar la acción de la justicia. Aunque sea tarde y mal, Rajoy debe desautorizar a Camps y tiene la responsabilidad política de instarle a que deje de poner palos en la rueda de la investigación judicial”.

Hernando, no obstante, se mostró escéptico respecto a la reacción de Rajoy e ironizó: “Ahora que tiene unos días de vacaciones más, el líder del PP debería reflexionar sobre la grave situación en que se encuentra su partido. Cada vez que se niega a tomar medidas para atajar la corrupción, está mandando un mensaje muy peligroso a sus cargos públicos: todo vale, barra libre, porque no habrá consecuencia alguna si actúan de forma impropia”.