De la Vega asegura que el Gobierno "no renuncia a sus principios"

Afirma que el Ejecutivo está abierto al diálogo con agentes sociales y el resto de fuerzas políticas

Las medidas de ajuste "no suponen ni supondrán una renuncia a los principios que guían la acción política del Gobierno". Así lo ha afirmado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La vicepresidenta aseguró que el Ejecutivo "no ha renunciado a sus principios" y retomará su proyecto social cuando mejore la economía.

De la Vega, adelantó que el Ejecutivo trabaja "con todos los grupos políticos" para lograr que las Cortes convaliden el real decreto ley que el Consejo de Ministros aprobará la semana que viene con los recortes anunciados esta semana y aseguró que el Gobierno está dispuesto a negociar para lograr el "máximo consenso" pero "sin romper el poco margen de maniobra" por ello apeló a la "responsabilidad" de los grupos.

De la Vega apeló a la "responsabilidad" de los grupos y aseguró que el Gobierno está dispuesto a negociar para lograr el "máximo consenso", pero "sin romper el poco margen de maniobra" que las medidas reduzcan el déficit en 15.000 millones de euros adicionales en los próximos 18 meses y que el recorte se aplique en líneas generales en las partidas que definió Zapatero. De este modo, la portavoz confió en que el

Gobierno tendrá finalmente los apoyos parlamentarios necesarios sacar las medidas adelante porque son "las necesarias y las adecuadas" en este momento para España,"para garantizar la estabilidad, el presente y el futuro".

SINDICATOS

La vicepresidenta primera también agradeció a los sindicatos en varias ocasiones su "responsabilidad". Tras el Consejo de Ministros, quiso aclarar que efectivamente entre Gobierno y sindicatos existen "diferencias sobre el camino a seguir" pero que el margen de acuerdo es "muy escaso", aunque aseguro que sus objetivos son los mismos.

También destacó su "respeto" ante la huelga del sector público. "Somos conscientes del esfuerzo que estamos pidiendo al conjunto de la sociedad", apostilló. "Sabemos que las decisiones no son fáciles de aceptar, tampoco fáciles de tomar, pero son las que exige nuestra responsabilidad", afirmó para después añadir que "el Gobierno es muy consciente de que las medidas que ha adoptado son duras, difíciles y especialmente dolorosas". "Nos duelen y nos han afectado", insistió, antes de indicar que, en cualquier caso, "las situaciones excepcionales necesitan medidas excepcionales".

"Seguimos estando al lado de los trabajadores, y en cuanto la economía se recuperes volveremos a impulsar nuestro proyecto de fuerte compromiso social", aseveró. Además, añadió que el Gobierno continúa dispuesto a hablar con los sindicatos para encontrar puntos de encuentro. "Yo misma y el presidente del Gobierno hemos estado en contacto con los líderes sindicales y dentro del disenso pretendemos seguir hablando", afirmó.

GARZÓN

La vicepresidenta primera del Gobierno,María Teresa Fernández, ha reiterado el respeto del Ejecutivo a las decisiones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ha apelado a que se respete también la presunción de inocencia del juez Baltasar Garzón, que hoy ha sido suspendido cautelarmente. Así lo ha manifestado la vicepresidenta durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada por la decisión del CGPJ de suspender de sus funciones a Garzó...