De la Vega critica la incoherencia de Rajoy por interesarse ahora por el Estatut cuando lo tiene recurrido ante el Tribunal Constitucional

Responde a la Generalitat que ha pasado el tiempo de proclamas y pide no exacerbar las pasiones

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy en rueda de prensa que no deseaba polemizar en relación a unas declaraciones del Conseller de Economía de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castells, en las que volvía a criticar al Gobierno central al no haberse llegado a un acuerdo sobre el modelo de financiación autonómica, mostrando su "perplejidad" por la "levedad" con la que el Ejecutivo central había tratado la cuestión de la financión.

De la Vega aseguró que ya había trasladado al President Montilla todo lo que tenía que decir sobre este tema. Sin embargo, advirtió que cree que "el tiempo de la proclamas ya ha pasado" y "las palabras deben servir para aportar soluciones y no para exacerbar las pasiones mal entendidas".

A su juicio, la fórmula es "diálogo, trabajo y si hay voluntad política, acuerdo subrayando que, desde luego, el Gobierno tiene esa voluntad política y va a tratar de buscar el acuerdo".

Las declaraciones de De la Vega se produjeron en una rueda de prensa celebrada en San Salvador, donde hoy concluye su gira por Iberoamérica, tras entrevistarse con el presidente de la República salvadoreña, Elías Antonio Saca, con quien previamente había comparecido para resumir los temas tratados durante su encuentro en el Palacio de Gobierno.

INCOHERENCIA DE RAJOY

Así mismo se pronunció sobre la petición realizada hoy por el presidente del PP, Mariano Rajoy, para que el presidente Zapatero comparezca en el Congreso para explicar la financiación autonómica. En un primer momento, De la Vega explicó que el jefe del Ejecutivo comparece en la Cámara Baja siempre que esta institución se lo pide porque es una "obligación democrática", recordando, a continuación, que Zapatero compareció "muchas veces" la pasada Legislatura y que esta lo está haciendo con frecuencia.

A continuación aseguró que lo que realmente le sorprende es que el líder de la oposición, que ha recurrido y tiene en el TC al Estatut catalán, ahora haga preguntas sobre un Estatuto en el que no cree. Añadió que "resulta chocante y sorprendente" y criticó que "nunca arriman el hombro" y mantienen "una posición incoherente, incomprensible y que no va a ningún sitio".