De la Vega dice que Presupuestos de 2010 serán decisivos para la recuperación

El Gobierno aprueba la norma para que los autónomos cobren por cese de actividad

AGENCIAS.- La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, dijo este miércoles que los Presupuestos Generales del Estado de 2010, aprobados ayer, son "austeros, equilibrados y decisivos, tanto para iniciar el camino de la recuperación económica, como para proteger a los que más sufren la crisis".

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega indicó que las cuentas públicas apuestan por un nuevo modelo productivo "más sostenible y duradero".

Además, afirmó que mantienen el ritmo inversor en infraestructuras y priman las políticas sociales sin recortes, "manteniendo las señas de identidad de nuestro proyecto político".

De la Vega incidió en que desde que se presentaron los Presupuestos en septiembre, el Ejecutivo ha mostrado su voluntad de diálogo para concitar un gran acuerdo, "como así lo exigía la coyuntura económica y los ciudadanos".

Por ello, subrayó que el Gobierno ha cumplido con su objetivo y agradeció el esfuerzo y la responsabilidad de los grupos parlamentarios que han llevado a cabo "desde la defensa legítima de sus posiciones y de la crítica, y que han optado por consensuar y sumar".

A su juicio, estos Presupuestos, fruto del acuerdo y de la responsabilidad, "contribuirán a recuperar la estabilidad presupuestaria y a volver a crecer en 2010".

AUTÓNOMOS

El Consejo de Ministros aprobó ESTE MIÉRCOLES el proyecto de ley que permitirá a los trabajadores autónomos percibir la prestación por cese involuntario de actividad.

Después de recibir el informe del Consejo Económico y Social (CES) que daba su visto bueno al texto, el Gobierno lo envía al Parlamento para que se discuta el nuevo sistema específico de protección para los autónomos que se vean obligados a cerrar su

negocio por causas ajenas a su voluntad.

Según expresó De la Vega, el proyecto aprobado se basa en un sistema "contributivo, solidario y sostenible financieramente". Para ello se establece un sistema mixto, entre voluntario y obligatorio, en el que tendrán derecho a protección los autónomos que coticen por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Es obligatorio para los emprendedores que necesariamente tienen que cotizar por estas contingencias comunes y que son los autónomos económicamente dependientes (cuando al menos el 75% de sus ingresos proceden de un mismo cliente) y los que lleven a cabo actividades con un mayor riesgo de siniestralidad.

Este tipo de actividades serán definidas en 2010 por la Comisión Nacional de Seguridad y Salud del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, previsiblemente del transporte, construcción y algunas de la industria.

Actualmente hay 539.338 trabajadores autónomos que cotizan por esta cobertura, incluidos 176.000 del sector agrario, según el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

El sistema es voluntario para los autónomos que no cotizan por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y que cambien de opinión. En cualquier caso, el cobro de la prestación requerirá haber cotizado por esas dos contingencias durante al menos doce meses continuados antes del cierre involuntario del negocio. La duración de la protección variará de un mínimo de dos meses de prestación -por doce meses de cotización- hasta un máximo de seis meses -por 36 meses cotizados-, mientras que para los trabajadores autónomos de 60 a 64 años la duración se situar&aa...