De La Vega: "El Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer: cumplir la ley"

Afirma que "el Gobierno actúa de forma coordinada y sin fisuras, siempre al amparo de las leyes" naciones e internacionales

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado este viernes sobre el secuestro del "Alakrana" que el Ejecutivo ha hecho "exactamente lo que tenía que hacer: cumplir la ley" y ha asumido personalmente "toda" la responsabilidad en la gestión de la crisis.

De la Vega, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha declarado que la situación derivada del secuestro del "Alakrana es "compleja", lo que ha hecho que el Gobierno, Fuerzas Armadas, diplomacia, servicios de inteligencia y jueces estén trabajando para la liberación "sin riesgos" del atunero, "siempre en el marco de la ley".

Como responsable del Comité de Coordinación, la vicepresidenta ha asumido "todas las responsabilidades", ha recalcado que todas las decisiones se han tomado por unanimidad y ha subrayado que "no ha habido, ni habrá discrepancias".

"El Gobierno actúa de forma coordinada y sin fisuras, siempre al amparo de las leyes" naciones e internacionales, ha manifestado.

Ha pedido la colaboración "a todos" porque las especulaciones "no son buenas" y "ya habrá tiempo" para enjuiciar el asunto una vez que finalice el secuestro.

Tras aclarar que los piratas son los "únicos" responsables del secuestro, ha afirmado que en la resolución del secuestro el Gobierno está explorando "todas las vías" y aplicando medidas para dotar a la zona de mayor seguridad.

En sus aclaraciones ante la polémica sobre la decisión sobre traer a España los dos piratas detenidos, De la Vega ha dicho que de acuerdo con las leyes y la jurisdicción española, los hechos se cometen en un buque español con 16 ciudadanos españoles, por lo que la Armada detuvo a los presuntos delincuentes.

El Gobierno, efectuada esa detención, como obliga la legislación vigente, comunicó estas circunstancias a las autoridades judiciales competentes, a través del Abogado del Estado, y ha recalcado que de repetirse un hecho igual el Ejecutivo "volvería a actuar conforme a la ley".

La decisión sobre la entrega de los detenidos a las autoridades judiciales españolas fue tomada de forma unánime en el Comité de Coordinación y otra opción, como su entrega a Kenia, "no se debatió, ni estuvo sobre la mesa, ni se planteó".

Ahora, según ha agregado De la Vega, los jueces están actuando "sin que nadie haya puesto en duda el cumplimiento de la ley" y a partir de ahora el tema está en el ámbito judicial.

En este sentido, ha dicho que comparte absolutamente el comunicado del presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, en defensa de la legalidad y la actuación del juez Baltasar Garzón.

El "Alakrana" ha centrado la rueda de prensa en la que la vicepresidenta ha reiterado en varias ocasiones que el Gobierno se ha limitado a cumplir la ley.

Las numerosas preguntas de los periodistas sobre el mismo asunto han obligado al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, a intervenir y afirmar que "explicar la ley no puede ser tan complejo" y que "se está aplicando con absoluta claridad".